A la mierda trabajar duro – estrés laboral

Me encontré con el siguiente artículo de Jessica Semaan (https://medium.com/@jessicasemaan) hace poco, además el artículo es muy reciente. Este artículo que relaciona la ética de trabajo actual con el estrés laboral nos arrastra hacia uno de los problemas actuales de la sociedad. Trabajamos duro para conservar el trabajo, para desarrollar nuestra carrera, para poder comprar casa, tener una familia… Posponemos muchos de nuestros objetivos en la vida o directamente enterramos nuestras aficiones y sueños para dedicarnos de pleno a nuestra carrera cuando muchas veces elegimos carrera no porque nos guste, sino porque “tiene más salidas”. Cada vez son más los años que uno se pasa de becario, o con un contrato temporal que le tiene con la soga al cuello. Vivimos para el fin de semana, si no lo trabajamos además para poder llegar a fin de mes.

0
2714
Charles Chaplin a punto de sufrir estrés laboral

Solía trabajar muy duro. Tan duro que casi muero.

Solía alabar a la gente que trabajaba duro y los imitaba.

Hasta que me “quemé” y me vi obligada a preguntarme por qué.

Trabajar duro es una máscara de “soy tan insegura que tengo que demostrar a la gente que piensa que no valgo un pimiento que soy digna de confianza, inteligente y capaz”.

El trabajo duro es el código para el sistema que me jodió. Es el código de la injusticia. El sistema que valora por encima de todo la acumulación de riqueza de unos pocos, la desigualdad de ingresos y el calentamiento global. Tengo 5 trabajos para pagar el alquiler mientras mi vecino se hace cada vez más y más rico.

Trabajar duro es escapar de mí misma para no estar sentada sola y darme cuenta de como me siento. Es mi alcohol e Instagram mi adicción.

Trabajar duro es ignorancia. Porque yo era joven y mi narcisista jefe me decía que era la única manera.

Trabajar duro significa que soy estúpida. Porque no me paro a buscar formas de trabajar de forma más inteligente.

Trabajar duro es egoísta. Porque le robo tiempo de presencia, amor y atención a mi familia y amigos.

Ya no compro sus excusas sobre trabajar duro para salvar al mundo.

Ya no te alabo, cuando te veo despojado de tu alma y casi al colapso por la sobrecarga de trabajo.

Ya no me inspira tu ética de trabajo, porque ahora me guío por la ética de mi vida.

Simplemente te pregunto por qué mi amigo…

Al leer este artículo se me pusieron los pelos de punta. Corto, conciso y con los mismos “cantos de sirena” de siempre: Tienes que trabajar duro para conseguir cosas, para labrarte una carrera, para, en fin, continuar sumido en la espiral marcada o la carrera de la rata, como lo han llamado en muchos de los testimonios de #mamiconcilia y #papiconcilia.

Reivindicamos de nuevo el tiempo para nosotros, para la familia, el acabar con la brecha salarial y las desigualdades que sólo fomentan más desigualdades y que nuestros hijos, que cada vez tenemos más tarde, no comiencen en igualdad de oportunidades.

¿A quién le interesa que continuemos en esta espiral?

Como dice José Mújica “El hombre es libre cuando hace lo que le gusta” por lo que hay que tener el máximo tiempo posible para hacer lo que te gusta. En los primeros 5 minutos del siguiente vídeo le podéis escuchar diciéndolo:

Please accept preferences, statistics, marketing cookies to watch this video.


Artículo original: https://medium.com/life-learning/lfuck-working-hard-c41baa42b56d#.v7k45cl28

Foto: Tiempos Modernos Charles Chaplin fuente wikipedia

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/f7/Chaplin_-_Modern_Times.jpg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here