Comparte tu testimonio

La esencia de #mamiconcilia son los testimonios sobre conciliación que comparte gente como tú. Ayúdanos a crecer. Los testimonios personales recogidos son un invitación a la reflexión, necesaria para promover el cambio. Tu experiencia puede ser útil para otras personas que atraviesen una situación similar. Además, cuantos más testimonios sumemos, más fácil será que lleguen a oídos de las personas que pueden hacer algo para cambiar las cosas.

Si te animas a participar, los textos deberán tener una extensión mínima de 500 palabras (si eres capaz de resumir la experiencia en 500 palabras) y máxima de dos folios. Se podrán leer de forma íntegra en la web. Además, podrán ser recogidos en futuras compilaciones temáticas, en formato ebook o papel, citados como ejemplo en eventos en los que participamos o incluidos en material promocional de este movimiento.

Serán textos muy personales, cercanos, en los que distintas personas habléis de algún capítulo de vuestra vida que gire en torno a la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.

En los distintos libros que hemos ido publicando puedes encontrar muchos ejemplos:

Descarga #mamiconcilia

Descarga #papiconcilia

Descarga #miempresaconcilia

El testimonio se publicará acompañado de los siguientes datos: Nombre y apellidos, año de nacimiento, usuario de twitter (si lo tienes), profesión, número de hijos e hijas (si los tienes) y sus años de nacimiento.

A continuación encontrarás unas líneas temáticas por si te ayudan a inspirarte. Puedes escribir sobre una, varias o ninguna, si tienes otras ideas:

– La conciliación no es solo cosa de madres y de padres. Yo necesito mi tiempo para…

– Profesiones especialmente difíciles para conciliar, por horarios, trabajar el finde, turnos irregulares, viajes…

– Renuncias, decisiones complicadas y algún otro malabarismo. ¿Cómo haces tú para conciliar la vida personal y familiar con la laboral? (con ejemplos concretos).

– Decisiones aparentemente descabelladas, o poco a apoyadas socialmente, en pro de conciliar.

– La conciliación emocional. Estar en misa y repicando. Con el cuerpo aquí y la cabeza allá.

– ¿Reinventarse para poder conciliar? Proyectos que nacieron de la necesidad de conciliar.

– Experiencias de otros países: vividas o seguidas como ejemplo.

– Empresas pro-conciliación: ¿qué facilidades dan en tu empresa para ayudar a conciliar? ¿Flexibidad horaria, teletrabajo, reducción de jornada, jornada continuada todo el año, bolsa de horas, ayudas por familiar discapacitado o dependiente, ticket guardería, ayuda escolar, actividades para los «días sin cole», voluntariado corporativo…?  ¿Qué otras cosas se te ocurren que podrían hacerse para hacer realidad la conciliación?

– Superwoman/Superman: así es un día en mi vida.

– Cuando eras peque… ¿cómo conciliaban tus padres? Recuerdos de infancia. Añoranza de otro tiempo.

– El papel del padre, abuelos, escuelas infantiles/colegios o niñeras en la conciliación. Reparto de tareas, corresponsabilidad, etc.

– Tiempo de calidad. ¿Solución o excusa? Momentos especiales vividos en familia para compensar la ausencia por el trabajo.

– Cuestión de prioridades: ¿Alguna vez has tenido que dejar plantado al trabajo por la familia o viceversa?

– ¿Ser madre/padre ha frenado tu desarrollo profesional o tu cargo tu experiencia como madre/padre? ¿Cambiarías algo?

– 6 momentos clave de la conciliación: el embarazo, la baja maternal, la lactancia, la vuelta al trabajo, los primeros 9 meses del bebé y la jornada reducida. ¿Alguno de ellos fue especialmente significativo en tu caso?

– Excedencia, jornada reducida, permiso de paternidad, lactancia… Hay familias en las que el hombre es el que disfruta de estos derechos. Si es tu caso, nos interesa mucho. ¿Cuál fue la reacción en tu empresa? ¿En tu familia? ¿En tu grupo de amigos? ¿En la Seguridad Social? ¿Cuál fue el motivo que os llevo a tomar esta decisión en tu familia? ¿Lo intentasteis y os lo negaron o pusieron difícil?

– ¿Te has visto tachado de “calzonazos” o “machista” en materia de conciliación?

– ¿Tu cargo o posición en el organigrama ha dificultado o facilitado el disfrute de alguno de tus derechos por ser madre/padre?

-¿Has sufrido mobbing o algún tipo de problema por tus opiniones o decisiones? ¿Lo has podido solucionar?

– El confinamiento y la pandemia. ¿Qué cosas cambiaron en tu vida y tu forma de conciliar?

Gracias por aportar tu testimonio.


Comparte tu testimonio rellenando el siguiente formulario

Comparte tu Testimonio

Dinos los detalles de tu testimonio, que sólo aparezca el nombre y otros detalles que quieres que tengamos en cuenta para la publicación del testimonio. Si quieres que aparezca algún cargo, empresa o similar.
Nombre(Obligatorio)
Podemos ponerlo como prefieras, coméntanoslo en la caja de texto superior.
No se va a publicar, sólo es para ponernos en contacto contigo si hace falta.
No se va a publicar, sólo es para ponernos en contacto contigo si hace falta.
Opcional por si tienes un blog o página que quieras que aparezca.
Tipos de archivos aceptados: jpg, jpeg, png, Tamaño máximo de archivo: 1 MB.
Foto para ilustrar tu testimonio.
Tipos de archivos aceptados: pdf, docx, doc, Tamaño máximo de archivo: 2 MB.
Envía el testimonio en formato texto, lo revisaremos y subiremos cuando esté preparado.
Consentimiento(Obligatorio)