la muñeca que eligió conducir audi rs8

Con motivo de las Navidades Audi España ha presentado el cortometraje “La muñeca que eligió conducir”, que invita a reflexionar sobre los estereotipos de género en los juguetes y en la conducción.

La muñeca que eligió conducir el audi rs8

Llega la hora del cierre en unos grandes almacenes. Las luces se apagan. En la oscuridad diferenciamos perfectamente el pasillo rosa del pasillo azul. Real como la vida misma. En el pasillo rosa, muñecas que se maquillan, que bailan o cuidan de sus bebés. También una princesa empujando su carroza que enfadada pega una patada a la rueda. Esta sale disparada hacia el pasillo azul repleto de vehículos más prácticos que su carroza. La muñeca lo ve claro y decide cambiar de pasillo convirtiéndose en la protagonista de un cortometraje de acción. Elige conducir un Audi que le permite conocer otro mundo en el que las muñecas juegan al fútbol y los muñecos musculados hacen barbacoa o toman café en mansiones rosas.

A la mañana siguiente, cuando las luces de los grandes almacenes vuelven a encenderse, un niño le dice a su madre que quiere el coche con la muñeca, pero la madre, basándose en estereotipos de género en los juguetes, deja a la muñeca en la estantería y se lleva el coche.

Por si hay más niños como el protagonista del cortometraje que quieren el coche conducido por la muñeca, Audi ha producido una serie limitada del juguete que sorteaba en la web de la campaña: www.cambiemoseljuego.com Y yo he sido una de las afortunadas que lo ha conseguido. Me hace mucha ilusión, y no solo porque me tocara el día de la Lotería de Navidad o porque vaya a llegarme el día de mi cumple sino, porque lo considero un juguete que hará Historia y confío en poder contar a mi hijo cuando sea mayor que cuando él era pequeño todavía había juguetes para niños y para niñas y en que me mire con la misma cara de asombro que cuando mi padre me contaba que cuando él era pequeño no había televisión.

Estereotipos de género en los juguetes

Cada año son más las voces que por estas fechas critican el hecho de que existan juguetes para niños y otros diferentes para niñas y que el azul y el rosa sean colores exclusivos para ellos y ellas respectivamente.

El año pasado, Madre Reciente publicaba un post sobre el tema titulado “Quiero bomberas y enfermeros en los catálogos con juguetes, quiero niños con discapacidad” que tuvo mucha repercusión en las redes sociales. Retaba a tipos con voz y voto a arriesgarse, “les reto a contribuir con pequeños gestos a que este mundo sea mas inclusivo, mas igualitario, mejor”. Y quién sabe si los jefazos de Audi, o los creativos de CP Proximity, agencia responsable de esta campaña, la escucharon y se inspiraron en su reto para producir este cortometraje.

El Dr. José Luis Linaza, Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y miembro del Observatorio del Juego Infantil, que ha asesorado a Audi España en esta campaña, afirma que “los estereotipos que asumen los niños y niñas influirán directamente en la configuración de su personalidad”. Según explica, “los estereotipos responden a dos procesos diferentes. Uno es la división tradicional de roles entre hombres y mujeres, que debería cambiar puesto que la mujer se ha incorporado al mercado laboral; el segundo factor es la propia construcción de la identidad de niños y niñas, con la intervención de los adultos que refuerzan y legitiman los estereotipos. En el juego infantil influyen los modelos que captan del mundo adulto y sus propias elaboraciones infantiles”. 

“Juego, juguetes y diversidad en España”

El estudio “Juego, juguetes y diversidad en España” del Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio (AIJU) señala que existe un cambio en las tendencias y preferencias de los juguetes infantiles ya que ni todas las niñas se identifican con el rosa, ni todos los niños con el azul. Un 55% de las niñas sigue interesado en el color rosa, el mundo de las princesas y la moda, pero el resto presenta perfiles diferentes: deportistas, tecnológicas, creadoras e inventoras.

El mismo estudio señala que en el 33% de los casos las familias con hijas de 1 a 9 años han comprado para ellas juguetes de figuras de acción y de temática de superhéroe y el 35 % ha comprado en alguna ocasión una muñeca para sus hijos varones. A su vez, el 58% de niños varones de España juega con muñecas, sobre todo en niños menores de 4 años. Y aunque el 75% de las familias españolas considera que los juguetes siguen siendo sexistas, el 35% de las familias indica que son los adultos y la propia sociedad quienes hacen que el juguete sea sexista.

En la primera infancia, los niños están libres de estereotipos de género. En nuestra mano está contribuir a eliminar los estereotipos de género y construir un mundo más igualitario.

Compartir
Artículo anteriorLibros imprescindibles para emprendedores
Artículo siguiente6 charlas de TED para ayudarnos a ser mejores este año
Periodista de formación, y experta en social media y marketing de contenidos por profesión. Le mueve la convicción personal de que otra forma de organizar el mundo laboral es posible, situando en el centro a las personas.

2 COMENTARIOS

  1. Siempre me he negado a vestir a mis hijos de rosa y azul, cuando compré sus primeros álbumes de fotos me volví loca buscando alguno infantil que no fuera de ninguno de esos colores, busqué ropita moderna y de colores variados y siempre han jugado con lo que les ha apetecido (tengo grabada en la memoria la imagen de mi hija y mi hijo por la calle empujando cada uno el carrito de su bebé) Al final sin embargo, a mi hija le chifla vestir de rosa y a mi hijo de azul. No me quejo, si es elección suya no tengo nada que decir, pero ¿por qué están tan marcadas esas preferencias? Ya tienen 9 y 11 años y siguen jugando a muchas cosas unisex pero a pesar de todo siguen ciertos estereotipos. No sé si será por la publicidad, por la influencia de sus amigos o por qué pero ahí está… nos falta mucho todavía me temo…

    • Así es… por desgracia el contexto social influye mucho y pasará tiempo hasta que consigamos cambiarlo. Pero cada vez hay más gente como tú o como nosotros, que intenta evitar el rosa, el azul y los estereotipos de género. Poco a poco conseguiremos cambiar las cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here