Concilio porque debo pero no porque quiero – Paloma Blanc Muro de Zaro

1
8071

los-7-pares

Paloma Blanc Muro de Zaro

Nacida en 1979

Responsable de área en empresa educativa 

8 hijos (2002, 2003, 2005, 2006, 2008, 2010, 2013 y 2014)

7paresdekatiuskas.wordpress.com

@7katiuskas

Yo sí concilio. Tengo la inmensa suerte de trabajar en una empresa que cree en la familia. Me contrataron embaraza de 5 meses de mi cuarta hija, y desde entonces he tenido el quinto, sexto, séptimo y octavo. Y les hago la puñeta cada vez que me voy, eso es indudable, pero siempre reciben la noticia con buena cara, o por lo menos disimulan. ☺

Esto es así porque yo hace ya muchos años renuncié a la carrera que quería para mí. Cuando era pequeña y veía un telediario siempre pensaba, pero desde muy niña, que algún día yo estaría al otro lado. Luego empecé la carrera de Comunicación Audiovisual y las prácticas, vi la vida que tendría por delante y me di cuenta de que no. Mi llamada a ser madre de familia era más fuerte que la profesional. Además ya había encontrado al hombre maravilloso con el que quería compartir mi vida y crear una familia. Renuncié a esa profesión, pero no me costó, lo hice porque quise. Y lo mantengo.

Así que busqué un trabajo acorde con mis planes y tuve mucha suerte, lo encontré. Y ahora concilio. Trabajo ocho horas y media al día, comiendo en media hora en la propia oficina. Salgo a las seis menos cuarto de la tarde y recojo a los niños en el colegio (se quedan en permanencia una hora) y ya me paso la tarde en casa con ellos, entre deberes, trabajos, baños, cenas, a la camas, etc. Acabamos el día derrotaícos perdíos.

Pero yo concilio porque debo, no porque quiero. La economía familiar no permite un respiro y ni se me pasa por la cabeza reducir ni un minuto de mi jornada laboral. Se me pasa, una vez y otra vez, pero el pensamiento me dura un minuto porque la realidad financiera de mi casa lo saca de mi cabeza de un plumazo.

Aunque me encanta mi trabajo, yo dejaría de conciliar ahora mismo, y me dedicaría en pleno a mi casa, a mis hijos. Sé que esto no es bonito decirlo, que es políticamente incorrecto, pero es la verdad.

Empecé a trabajar con jornada completa, cuando mi hijo mayor tenía 4 años. Desaparecí de mi casa muchas horas al día y no estábamos acostumbrados. En aquel momento en su clase le mandaban cada día hacer una lista de palabras con una letrita del abecedario. Cuando tocó la “i”, nos pusimos a hacer la lista de palabras y yo le dije: Venga, con i. Y me dice: “i…. i…… i….. ¿y mamá?”. Entendí que esas eran las palabras que más repetía últimamente, y me eché a llorar. Fue un momento duro, me cuesta contarlo sin emocionarme.

Ahora cuando llego a casa cojo a Martina y me encierro con ella en mi habitación. La miro fijamente y le digo muchas veces: “soy mamá”, “yo soy mamá”. Me da pánico pensar que algún día pueda llamar mamá a la persona que realmente está con ella todo el día. Y me planteo muchas veces si algún día me arrepentiré de no haber estado en casa con ellos más tiempo.

Es agotador sentir todo el día que no llegas bien a nada, que no llegas bien a tu profesión, que no llegas como esposa, como madre, como hija, como amiga… Pero esto es lo que hay, esto es lo que nos ha tocado, y hay que tirar palante. Siendo heroínas, siendo unas cracks del universo, con paciencia, con alegría, con positivismo. Viendo la parte bonita de cada cosa, y haciendo un esfuerzo sobrehumano para llegar a todo, por lo menos sonriendo. Estoy segura también de que algún día nuestros hijos sabrán valorar el esfuerzo tan grande que hicimos o, desde lo más profundo de mi corazón, eso espero.

1 COMENTARIO

  1. Como hija de una mujer trabajadora te digo desde ya que si, que lo valoramos mucho. Mi madre trabajaba y conciliaba y el tiempo que pasaba conmigo era 100% calidad. Y ahora que soy una adulta hecha y derecha me quito el sombrero ante ella, ante su independencia y los valores transmitidos. Dicho lo cual, yo he decidido quedarme en casa porque en mi profesión la conciliación NO existe, aunque se desee U_U. Y se lo duro que le resulta a mi madre y lo duro que me resulta a mi pero no te arrepientas de esta decisión. Lo estás haciendo bien y lo valorarán en el futuro, ya lo verás :).

    Un abrazo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here