Guía de buenas prácticas para la conciliación en Noruega y España

por -
0 1101

Título: Guía de buenas prácticas para la conciliación en Noruega y España

Facilitadores: Instituto de la Mujer. Ministerio de Igualdad. Secretaría General de Políticas de Igualdad

Año de publicación: 2010

Contenido:

  1. Introducción
    1. ¿Qué me ofrece la guía sobre buenas prácticas en materia de conciliación en el ámbito local?
    2. ¿Cuál es el marco en el que surge la guía?
    3. ¿Cómo se ha elaborado la guía? metodología
    4. ¿Qué se considera una buena práctica?
    5. ¿Qué se entiende por “Conciliación de la vida personal, familiar y profesional”?
    6. ¿Qué beneficios aporta el equilibrio entre la vida personal, familiar y profesional?
    7. ¿Por qué los poderes públicos locales han de preocuparse por mejorar la conciliación de la ciudadanía?
    8. ¿Qué políticas públicas de apoyo a la conciliación se pueden llevar a cabo?
    9. España y Noruega, dos realidades distintas ante un mismo reto
  2. Análisis de las buenas prácticas en materia de conciliación
    1. Un enfoque integral para promover la conciliación
    2. Un fin: Gestionar y ahorrar tiempo
      1. Un trabajo en el que el tiempo y el espacio son flexibles
      2. “Una ciudad para la ciudadanía”: Política de transporte y movilidad
    3. Las entidades locales como proveedoras y facilitadoras de servicios
      1. ¿Quién cuida a mis hijos e hijas cuando yo no puedo?
      2. Servicios de conciliación destinados a personas dependientes: Mayores y con discapacidad
      3. Fomento del ocio y del tiempo libre
      4. Otras buenas prácticas
    4. Cambiando mentalidades: Cuestión de ideas y de sensibilidad
  3. Conclusiones y recomendaciones
    1. Conclusiones
    2. Recomendaciones
  4. Anexo. Descripción de las buenas prácticas

Resumen:

La finalidad de este documento es demostrar que es factible implementar con éxito políticas locales que promuevan y favorezcan la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; y servir como instrumento de orientación para la realización de acciones que persigan propósitos similares o que traten de dar respuestas a problemas relacionados con la conciliación para las entidades locales.

Encontrar el equilibrio entre las esferas de la vida (personal, familiar y laboral) no es un problema exclusivo de las mujeres, quienes lejos de conciliar sus tiempos, acumulan tareas. La resolución de este problema es la corresponsabilidad, pero no sólo en el ámbito privado entre mujeres y hombres, si no de la propia familia en términos intergeneracionales y de la sociedad y los agentes que la componen (empresas, sindicatos, Estado, sociedad civil, …)

Se debe evitar además la visión del ámbito familiar como un nicho de responsabilidades y obligaciones que han de compatibilizarse con el trabajo, para dar paso a tener en cuenta, también, el equilibrio del desarrollo personal. Se empieza por lo tanto a abogar por trascender el término conciliación hacia el de armonización de los usos del tiempo de las personas como un derecho de la ciudadanía. La pérdida de este derecho incide negativamente en la calidad de vida de las personas.

Las organizaciones locales deben y pueden intervenir articulando políticas en favor de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral como facilitadores en la consecución de equilibrio en las vidas de las personas que habitan en su territorio de intervención y como el nivel de gobierno más próximo a la ciudadanía, con lo que pueden actuar directamente sobre los servicios que se prestan a la población.

Los tres ejes básicos de actuación de las entidades locales son:

Gestión y ahorro de tiempo, con las actuaciones que tienen como objetivo flexibilizar el tiempo y los espacios dedicados al trabajo en el ámbito público y privado, así como todas las medidas orientadas a hacer la ciudad un espacio para sus ciudadanos y su bienestar.

Prestación de servicios de apoyo a la conciliación, dirigidos a atenuar las responsabilidades familiares y las tareas domésticas y alternativas o espacios destinados a desarrollar la esfera personal de los ciudadanos.

Acciones destinadas a sensibilizar y formar a la sociedad respecto a la consecución de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral fomentando un modelo de responsabilidades compartidas tanto en la vida privada cómo pública.

Termina éste documento aludiendo a que la solución para lograr el equilibrio entre las diferentes esferas que componen la persona, además de la puesta en marcha de las políticas y acciones necesarias, se debe fomentar una verdadera cultura familiar y social responsable, entendiéndose que esta es la forma de transformar la sociedad para lograr una mayor calidad de vida para todos.

Descargar el documento

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario