Historia de madres desconciliando

0
929

testimonio-mamiconcilia

Nacida en 1979

1 hija (2012)

Analysta/Soporte técnico

@AnnabelVB

lanavedelbebe.com

Me gustaría aportar mi granito de arena, mi pequeña historia, porque a veces solo tengo ganas de que salga, y me cuesta contarla….

Yo soy de aquí, y mi pareja de fuera, no tenemos ningún apoyo famiilar, mi madre que vive a diez minutos no conoció a la niña hasta que esta tuvo cuatro meses, ni le pone mucha ganas ahora tampoco, así que no puedo contar con ella, y mi suegra, que es todo amor, tiene que cuidar de mi suegro enfermo, además de que están lejos y no pueden ayudarnos. ¡Ay todas las que se quejan de las suegras y las abuelas! ¡Me gustaría verlas sin tener ningún tipo de ayuda de ellas!

Los dos trabajamos, mi pareja además viaja mucho y eso hace que me encuentre en situaciones muy complicadas. Yo reduje mi jornada para poder adaptarla al grupo de crianza al que llevo a la niña, en el que el nivel de implicación que requiere como asociación de comatarnidad también me hace imposible muchas cosas, pero es el tipo de educación que he querido elegir y las aleternativas nunca son sencillas.

En mi trabajo, yo antes llevaba un equipo. Tras la excedencia la empresa decidió que con la reducción de jornada no podía seguir desempeñando mi trabajo así que, con trucos y buenas palabras, me movieron “a un puesto que sería mucho mejor para mí”, que al final ha sido una bajada de categoría, con comentarios geniales como que ahora que soy madre tengo que entender que soy un problema para la empresa.

Las semanas que mi pareja viaja yo tengo que pedir vacaciones, porque me han denegado el trabajo desde casa -que otros compañeros hacen y que yo misma hacía antes-, no me aceptan pedir días sin sueldo, yendo incluso en contra de lo que tenemos por convenio y amenazando con tomar acciones disciplinarias. Llevo casi 10 años en la misma empresa y abiertamente les he pedido que me despidan si no están conformes con la situación, que me paguen la indemnización que me tocaría, que me permitan poder coger el paro mientras encuentro o monto o hago otra cosa, pero la empresa se niega y me invitan a que me vaya yo, sin derechos, con una mano delante y otra atrás.

No puedo llevar yo sola todas las vacaciones, festivos, enfermedades y contratiempos. No podemos vivir los tres, de alquiler en Barcelona, con un solo sueldo.

Las semanas que él viaja yo me agoto hasta límites que no conocía, con una criatura preciosa de casi tres años, pero que duerme poco y demanda mucho, y que para mí la casa, el perro, la niña y el trabajo a la vez, y sola, se me hace imposible.

Pedí poder hacer mi jornada reducida compactando horas en 4 días en vez de 5 a la semana, y así tener uno a la semana para poder hacer la casa, las compras o hasta tener un colchón que recuperar en caso de necesidad. Pero todo la empresa se ha negado.

Ahora que la peque empieza el colegio y nuevos horarios veremos como va la cosa. De momento en agosto y septiembre yo estaré de excedencia de dos meses, sin cobrar ni saber cómo llegaremos a la vuelta al cole, ni qué me encontraré a la vuelta a la oficina.

Me gustaría montar algo por mi cuenta, pero dejar de trabajar a la vez que hacerme autónoma y buscar la conciliación por cuenta propia… ¿cómo lo hago todo el día sola con la niña? Y no me quejo de coresponsabilidad: mi pareja cuando está, no puede ser más atento, se ocupa de las cosas de la casa, de ella, de mí… pero sus horarios y sus responsabilidades son también muy duras y a mí me duele que además de tener todo el peso económico de mantenernos a los tres, yo no pueda ni encargarme de la crianza y -sin caer en machismos ni feminismos- de tener las cosas hechas y la casa recogida para cuando venga.

En fin, a veces siento que simplemente me quejo y que es un camino que yo he elegido al ser madre, que ya conocía mi situación… Pero que la empresa no facilite las cosas tampoco ayuda…

Comparte tu testimonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here