ikebana

Llevábamos tiempo detrás de regalarle a mi madre un taller de ikebana, arte floral japonés, cuando un mail de la floristería Shizen Ikebana se coló en mi bandeja de InMail de Linkedin. Visité su web y vi que, además de los arreglos florales para particulares, empresas y todo tipo de eventos, también hacían talleres. Pensé que era una señal y les escribí. Han pasado ocho meses desde el primer contacto pero finalmente hemos hecho el taller.

Shizen Ikebana está en Becerril de la Sierra (Madrid). Fue el primer freno que encontré porque no me veía llevando allí a mi madre. Cuando planteé la dificultad me dijeron que si nos juntábamos tres personas, iban donde les dijéramos, así que finalmente decidimos hacer el taller ayer mi madre, mi padre y yo en casa de mis padres.

¿Qué es el Ikebana?

El Ikebana es una modalidad artística japonesa que cuenta con una larga tradición. Comenzó como ofrenda de flores a Buda que se llevaba a cabo en los templos japoneses de budismo zen. Leticia Enrile, profesora del taller, nos insistió mucho en que el Ikebana se basa en la filosofía del respeto y la apreciación de la naturaleza. Para mí fue un gran descubrimiento que no se trate solo de un forma de ocio y arte floral. Cada flor nace y crece en un lugar como parte del orden natural que crea la belleza natural. Ser capaces de apreciarlo es lo que nos permite crear arreglos de Ikebana.

En el siglo XV, fuero los samuráis, guerreros del antiguo Japón, los que cortaban ramas, hojas y flores de su jardines para tranquilizar y serenar sus almas tras los combates.

Tipos de flores y plantas para un Ikebana

Según nos contaba Leticia, en el Ikebana se puede usar cualquier tipo de planta y flor. Lo ideal es salir al campo y elegir en plena naturaleza el material para el arreglo. El Ikebana será muy distinto según la estación del año.

Leticia eligió para nosotros Roble negro, Paniculata y Peronía. Esta última es un bien de lujo. Le ha costado seis años conseguir que un pastor le revele dónde se encuentran.

Estilos de Ikebana

Existen diferentes estilos de Ikebana:

  • Rikka, el más antiguo. Representa un paisaje, montañas, pueblos, ríos…
  • Nageire: jarrones altos para acentuar las líneas naturales de las plantas.
  • Jiyuka: sin reglas, el estilo más creativo.
  • Shoka, respetando la naturaleza de cada material.
  • Chabana: sin una forma concreta. Decoraban las ceremonias de té.
  • Moribana: el más simple, en recipiente plano.

Este último fue el que Leticia nos enseñó en el taller.

Estilo Moribana

En nuestro taller nos acercamos al estilo Moribana, el más simple. Está formado por tres zonas: la más alta representa al Cielo; la siguiente, a la Humanidad; y la más bajita, formada por tres flores, la Tierra.

Se empieza a crear el Ikebana estilo Moribana desde el Cielo.

El Ikebana es asimétrico. Es importante tener en cuenta que, a diferencia de los arreglos occidentales, en 80% del Ikebana es vacío. Se trata de jugar con el espacio.

Producto o material para Ikebana

Además de las flores, que preferiblemente cogeremos del campo antes de hacer nuestro arreglo, necesitaremos los siguientes materiales para hacer un Ikebana:

Además hemos encontrado un libro que tiene muy buena pinta para coger ideas: Ikebana : el arte tradicional japonés del arreglo floral (Recréate). Miguel Irribaren. Keiku Kubo  

Si estáis interesados en hacer este mismo taller, os dejo el enlace de contacto con Leticia.

Compartir
Artículo anteriorQué es job crafting
Artículo siguiente¿Cuánto se debería cobrar por los trabajos de la casa?
Periodista de formación, y experta en social media y marketing de contenidos por profesión. Le mueve la convicción personal de que otra forma de organizar el mundo laboral es posible, situando en el centro a las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here