Informe sobre brecha de género en el mercado laboral español

por -
0 326
brecha salarial en el mercado laboral español

Título: Gender gaps in the Spanish labor market

Facilitadores: FEDEA y Universidad Complutense

Año de publicación: 2016

Número de páginas: 103

Idioma: Inglés con resumen en español.

Autores: J. Ignacio Conde-Ruiz (FEDEA and Universidad Complutense) y Ignacio Marra de Artíñano (FEDEA)

Contenido:

  • Parte I: Introduction: Women in Spain
  • Parte II: Female Labor Supply and Work-Family Balance
  • Parte III: Gender Differences in Working Conditions and Job Segregation
  • Parte IV: Women’s Professional Development and Glass Ceilings
  • Parte V: Gender Inequality Policies

Resumen:

Este estudio pone sobre la mesa las diferencias y las desigualdades a las que se enfrentan las mujeres en el mercado laboral español contextualizándolo con datos de otros países europeos.

Incorporación de la mujer al mercado de trabajo

La incorporación tardía de la mujer al mercado de trabajo, en comparación con otros países de la Unión Europea donde la mujer se incorporó al mercado laboral mucho antes, hace que actualmente la edad media de las mujeres que trabajan en España sea menor que en otros países.

Esto contrasta con el nivel de estudios: Un 43% de las mujeres en el mercado laboral en 2015 habían terminado estudios universitarios frente a un 36% de hombres.

Los efectos de la alta preparación de las mujeres han servido hasta ahora para atenuar las diferencias salariales por falta de experiencia en el mercado laboral, pero se prevé que estos efectos se suavicen a futuros.

Conciliación laboral-familiar

Otro factor analizado en el estudio son los factores que afectan a la oferta de trabajo femenina en España y la conciliación familiar y laboral. La incorporación de la mujer al mercado laboral español en los últimos 15 años ha sido la mayor de la Unión Europea convergiendo desde valores muy bajos y lejanos a la media Europea a llegar a valores cercanos a esa media actualmente.

Esta incorporación de la mujer al mercado laboral ha dado un gran salto hacia adelante, pero los avances en conciliación familiar no han avanzado y como resultado España tiene una distribución de las tareas domésticas por género muy desigual.

Las mujeres actualmente desempeñan 2,5 horas más de trabajos en casa de media (incluyendo el cuidado de los niños) que los hombres y tienen 1 hora menos de tiempo libre por día que ellos. Prácticamente el 70% de los trabajos domésticos los realiza la mujer.

La combinación de la alta participación de las mujeres en el mercado laboral actual y las diferencias del reparto de tareas domésticas está teniendo un fuerte impacto negativo en la tasas de fertilidad.

Las políticas de conciliación familiar podrían, de forma simultánea, resolver los problemas con la tasa de fertilidad y con el reparto de tareas domésticas.

Condicionantes del mercado de trabajo

El análisis del las diferencias de género según las condiciones laborales nos ofrecen datos como que el porcentaje de desempleo femenino haya estado de media más de 6 puntos porcentuales por encima de la tasa de desempleo masculina en los últimos 15 años, aunque la crisis y la destrucción de empleo en sectores como el de la construcción ha hecho que esta diferencia se acorte de forma negativa para ambas tasas de ocupación. Aun así, esta diferencia de la tasa de empleo por género es la mayor de los países estudiados.

Aunque en España la tasas de parcialidad es inferior a la europea, la parcialidad no deseada es un mal común especialmente en el caso de las mujeres: Existe una importante carencia de puestos de trabajo a jornada parcial de calidad que permita compatibilizar trabajo y familia de forma adecuada.

La brecha salarial ajustada y sin ajustar se sitúa en el 20%. EL mayor nivel educativo compensa en muchas ocasiones la falta de experiencia laboral, pero la mujer sigue ocupando puestos de trabajo con salarios bajos. Esta segregación ocupacional es un punto importante a la hora de entender esas diferencias salariales tanto en España como en otros países europeos.

El mercado de trabajo español tiene un grave problema con el nivel educativo: Gran parte del mercado laboral está sobre cualificado para su trabajo actual. La sobre calificación además afecta de forma asimétrica a las mujeres.

Mujeres en puestos de responsabilidad

El nivel de presencia de las mujeres en instituciones públicas en España tiende a decrecer a medida que aumenta el nivel de autoridad. Las mujeres están muy poco representadas en el sector público. Este es un problema común al resto de países de Europa.

En el sector privado encontramos cifras más preocupantes: Sólo un 10% de las posiciones de mayor liderazgo y el 17% de los puestos en consejos de administración son ocupadas por mujeres, cifras inferiores a los países de la Unión Europea con los que se está comparando en este estudio. En este punto, el denominado “techo de cristal”, los problemas en la conciliación familiar y laboral, la sobrecualificación existente, las desigualdades de comunicación o “efectos red” y los estereotipos son los problemas a los que nos enfrentamos y las explicaciones de esta situación.

pic-para-gender-gapPolíticas de género

El estudio termina analizando las políticas de género existentes en España y con dos premisas claras:

  • Se deben generar políticas de género orientadas a mejorar la conciliación familiar.
  • Se deben crear políticas con el propósito de paliar la poca representación de las mujeres en puestos de responsabilidad/autoridad.

El primer grupo de políticas tiene la capacidad de reducir la segregación del trabajo remunerado y no remunerado mejorando la participación de la mujer en el mercado laboral. Este tipo de medidas hace que las interrupciones en la vida laboral de la mujer sean menores y contribuyen a cerrar la brecha y mejorar las condiciones de estabilidad, temporalidad y la propia remuneración.

Si se mejoran los puntos anteriores, habrá un incremento directo en la experiencia profesional y por lo tanto una mejora de las condiciones de la mujer en el mercado atajando los problemas que ha encontrado el estudio. Esto impactará además en las diferencias de asignación del trabajo doméstico y de cuidados así como en el índice de fertilidad, uno de los más bajos de Europa.

El segundo punto de medidas se orienta a conseguir un derecho propio: Existen mujeres perfectamente preparadas para ocupar estos puestos de trabajo de responsabilidad tanto en sector público como en privado, pero además tiene otros beneficios como por ejemplo que cuando una mujer está en un puesto de autoridad, se incrementa el número de mujeres en mandos intermedios.

El estudio termina con una serie de recomendaciones como son:

  • Extender el servicio público de cuidado y educación infantil en niños de 0 a 3 años.
  • Pista en marcha de un sistema de bajas parentales compartido entre hombres y mujeres intransferibles para promover el reparto de la baja.
  • Flexibilización de la jornada laboral y del puesto de trabajo.
  • Establecimiento gradual de cuotas de género de carácter temporal en consejos de administración a imagen del caso de éxito italiano.

Acceso para descargar el informe

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario