La luz del emprendimiento y la creatividad – Testimonio

Este testimonio fue aportado por la protagonista para la segunda edición del ebook #mamiconcilia en mayo de 2015. Puedes descargarte todos nuestros ebooks en la sección Qué es #mamiconcilia

0
597

lee-lima-pic

Lee Lima

Nacida en 1979

Blogger e Ingeniera en informática

2 hijos (2011y 2013)

@babytribu

babytribu.com

La luz del emprendimiento y la creatividad

Mi testimonio concilia lo hago en referencia al momento del nacimiento de mi segunda hija (ahora año y medio). Cuando ella nació tenía muy claro que no quería hacer lo mismo que cuando nació mi primera hija, que tuve que dejarla en la guardería a las 4 meses y medio. Por lo que con Lunita hice lo imposible para mantener mi horario reducido en la empresa donde trabajaba desde hacía más de 6 años, esos eran los planes, pero con la mala suerte que mi empresa quebró y no pude ni si quiera reincorporarme tras la baja de maternidad.

Pensando y pensando cómo hacer, decidí cobrar lo que tenía de paro y dedicar parte del tiempo a valorar cómo poder vivir de mi web Babytribu, que algún ingreso extra me generó en su momento pero no para vivir claro está. En el momento del quiebre de mi antigua empresa, traté de darle la vuelta en positivo replanteándome objetivos. El primer objetivo ya estaba cumplido, quedarme con Lunita forever and ever durante su primer año, tan pequeña y con su mamá como yo quería, además tendría la suerte de poder recoger a Mar (mi hija mayor) al salir de su colegio y me parecía fundamental poder tener la tarde para las dos.

Claro que Lunita fue creciendo y cada vez era más difícil llevar la web y cuidarla a la vez, porque empezaba a demandar mucha atención, por lo que compatibilizar mi nuevo ‘laburo’ con el cuidado de mi bebé tampoco era una historia de rosas.

Ya cumplido mi bebé su primer año, llegó el momento de llevarla a la guardería, me parecía que ya estaba preparada, una bebé que camina, se sienta, juega, se ríe, se comunica y sobre todo que empezaba a tener cierta independencia, a mi parecer es más adecuado llevarla a una guarde al año que con 4 meses tan pequeña, que lo que necesita es tener el calor y afecto de su mamá.

Ahora mi web sigue creciendo y, si estoy empezando a cumplir mi sueño, no es fácil: trabajo una parte por la mañana (mientras están en la guarde y el cole) y luego continúo por la noche después de que se duermen, quedándome muchas veces hasta la 1 de la madrugada, preparando contenidos y respondiendo correos. Cuando trabajas en casa no sabes cuándo empieza y cuándo acaba la jornada. Pero aunque puede parecer duro, tengo la satisfacción de poder quedarme con mis hijas cuando están enfermas… me encanta poder quedarme con ellas algún día que amanecen pachuchas y cuidarlas mucho, sin tener que ver cómo hago con un jefe o responsabilidades en otra empresa.

Mi reproche para mí misma y para el sistema en el que vivimos, es haberme permitido que ‘mi mayor’ estuviera sin mí desde tan pequeña, no es posible, como un sistema supuestamente avanzado permite eso, más que permitir, lo obliga prácticamente. Me pregunto si el/la que impuso la duración de la baja por maternidad de 16 semanas no tenía hijos pequeños, la verdad, me indigna un poco, saber que hay tantas madres como yo con la ansiedad y tristeza al pensar en la llegada de ese momento de separación de sus pequeños bebés.

Hoy me siento orgullosa de que por detrás de todo esto se me pudo encender la luz de emprendimiento y creatividad, para ganar dinero… nooooo, para poder tener más tiempo y cuidar de mis hijas.

Comparte tu testimonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here