#papiconcilia empieza a tomar forma. A lo largo de la últimas semanas hemos recibido los primeros testimonios que formarán parte del nuevo ebook sobre conciliación.

El primero en llegar fue el de Héctor Martín. veterinario clínico de pequeños animales. Nos cuenta cómo decidió coger una excedencia de dos meses pero al comunicar la noticia no fue bien recibida, ni por la empresa, ni por sus propios compañeros. “Los chantajes fueron disfrazándose de artillería pesada al acercarse el nacimiento de Nora”.

Después recibimos el texto de Javier Morales, Jefe de Servicio de Sistemas Informáticos en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Javier, con su relato, desmiente que los funcionarios vivan tan bien como se piensa, “La conciliación dentro de la Administración General del Estado es uno de esos puntos que hay que mejorar”, y analiza distintos aspectos que para ellos fueron difíciles a la hora de conciliar cuando nació su hija.

El mismo día encontramos en nuestro buzón el testimonio de Adrián Cordellat, periodista, social media manager y autor del blog Un papá en prácticas, que nos cuenta una triple historia de conciliación: su decisión de trasladarse a Madrid para vivir con Diana, la mujer de su vida; la decisión de Diana de dejar el trabajo al nacer su hija; y el replanteamiento de su propio futuro laboral en busca de la conciliación: “No todo vale por el mero hecho de tener un empleo”.

Adrián nos recomendó que habláramos con David Lay, uno de los fundadores de Conciliación Real Ya y autor del blog Y papá también. Tanto David como Joaquim Montaner nos ayudaron a mover la iniciativa entre papás blogueros y confiamos en recibir varios testimonios más desde la blogosfera. A través de Joaquim recibimos desde Venezuela el testimonio de Omar González, analista de redes y telefonía. Omar habla de las medidas que existen en Venezuela para apoyar la maternidad, como por ejemplo que tanto el padre como la madre tienen “inamovilidad laboral” durante los dos primeros años de vida del bebé, lo que no quiere decir que la empresa no te haga la vida imposible: “Omar, así no me sirve que trabajes. Todo el mundo sabe que Sistemas sabe cuando entra pero no sabe cuando sale”.

Por último, a través del contacto de la web, nos llegaron los testimonios de David Blay y Eduardo Martínez. David, periodista, nos cuenta las dificultades para llevar a cabo su trabajo como autónomo, con reuniones a las que tiene que acudir con su hija, en un país que no tiene locales preparados para estos fines. “¿Y si montamos una franquicia de bares donde en lugar de muchos camareros la gente esté contratada para entretener a los niños mientras tú te sientas a cerrar un negocio, a comer o a consultar un asunto de urgente actualidad con una de tus fuentes?”.

Por su parte, Eduardo, ordenanza y delegado sindical, nos cuenta las medidas de las que ha podido disfrutar para la crianza responsable de sus hijos, aunque también se vio cuestionado por la empresa cuando solicitó una excedencia.

Comparte tu testimonio

 

Periodista de formación, y experta en social media y marketing de contenidos por profesión. Le mueve la convicción personal de que otra forma de organizar el mundo laboral es posible, situando en el centro a las personas.

ARTICULOS RELACIONADOS

1 COMENTARIO

Dejar un comentario