Más solas que nunca

por -
0 757

Título: Más solas que nunca

Facilitadores: Save the Children

Año de publicación: 2015

Número de páginas: 104

Contenido:

Presentación

  • Resumen ejecutivo
  • La pobreza no puede seguir siendo cosa de niños
  1. La pobreza se multiplica en las familias monomarentales
    1. Si las madres solas con hijos a cargo son mayoría, hablemos entonces de los hogares monomarentales
    2. Ellas pasan inadvertidas a los ojos de todos, excepto a los de sus hijos
    3. Mucho más vulnerables a la pobreza y a la exclusión social que el resto de hogares
    4. Y ellas, ¿Cómo ven las cosas?
  2. ¿En qué son más vulnerables los hogares monomarentales? en todo
    1. Empleo
    2. Vivienda
    3. Salud
    4. Redes de apoyo
  • Conclusiones
  • Bibliografía
  • Anexo: Nota metodológica

Resumen:

Con este documento de Junio de 2015 la organización sin animo de lucro Save the Children pone de manifiesto cómo la inexistencia de políticas específicas para luchar contra la pobreza infantil, así como la reducción de la inversión destinada a la política social está provocando que los hogares con niños sean los más pobres. Dentro de este grupo, los hogares monoparentales son los más afectados.

Un 53,3% de los hogares monoparentales está en riesgo de pobreza o exclusión mientras que en los hogares biparentales, esta cifra alcanza un 30,5% (Tasa AROPE).

En números, son casi 1,8 millones de hogares los compuestos por un adulto con al menos un hijo a cargo, el 9,6% del total de hogares, y dentro de este 9,6%, el 82% tiene como cabeza de familia a una mujer.

Los problemas fundamentales a los que se enfrentan estas familias tienen que ver con la precariedad económica y la escasez de apoyos para poder atender y cuidar a sus hijos junto con la inexistencia de conciliación familiar y laboral.

Los gastos como por ejemplo son la alimentación, medicamentos y vivienda son los que más afectan a estas rentas cuando los factores más importantes para hacer frente a la exclusión social son el empleo , la vivienda y la salud, aspectos fundamentales que impactan directamente en la calidad de vida de los niños y niñas impidiendo que disfruten de los derechos que tienen reconocidos.

Los factores de vulnerabilidad de las familias se pueden enumerar en:

Empleo y conciliación laboral: hasta el 52% de las madres en esta situación están excluídas del mundo laboral o forman parte de él de manera precaria. El cuidado de hijos y la falta de medidas de conciliación impacta directamente a la hora de encontrar trabajos mejor pagados o de poder tener una jornada normal.

Vivienda: La pérdida de ingresos y el coste actual de la vivienda hacen que cuatro de cada diez hogares monomarentales no disponga de dinero suficiente para los gastos de la casa

Salud: Más de uno de cada cuatro hogares monomarentales no pueden comprar medicinas, seguir un tratamiento o dieta.

Redes de apoyo: Las madres solas con hijos salen adelante con verdaderos obstáculos logísticos y económicos. De media, el 36% de las madres en hogares monomarentales afirma que no puede contar con nadie cuando le surge un problema.

Existe una clara falta de visibilidad y de reconocimiento social de las familias monoparentales, siendo necesario el establecimiento de su estatus de modo que se reconozca su vulnerabilidad frente a la pobreza y de este modo que se le ofrezca mayor protección tanto por el bien de los hogares monoparentales y en especia monomarentales y sobre todo por el bien de los niños.

Descargar el documento

experto en SEO, UX, CRO y analítica web. #papiconcilia y en parte responsable de esta web.

ARTICULOS RELACIONADOS

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario