Motivación personal

“La gente feliz es mejor trabajadora”, esto resume el trabajo de los neurocientificos Richard Davidson y V.S. Ramachandran.

0
1012

Las personas comprometidas con sus trabajos y compañeros trabajan más eficientemente y con compromiso.

En tiempos de crisis nos alegramos de tener un trabajo y conservarlo para poder seguir pagando facturas y mantener a la familia. También estamos influenciados por el punto de vista de nuestro entorno: Al trabajo se va a trabajar, no a hacer amigos. Esto mata la motivación personal para ir a trabajar.

Es cierto que la mayoría de nosotros estamos o hemos estado desmotivados en múltiples trabajos, lo que da como resultado “vivir para el fin de semana” ascendiendo la colina de lunes a miércoles y bajándola jueves y viernes.

En este punto entra en juego la conciliación y no sentir que en el trabajo nos están robando nuestro tiempo, aunque también es importante que nosotros mismos empecemos a respetarlo para que lo hagamos respetar y salir a nuestra hora.

Diversos estudios realizados a lo largo de los años demuestran que subir las horas de trabajo de 40 a 60 no ofrece grandes resultados, siendo el trabajo que se realiza en estas “horas de más” por regla general trabajo que ha de ser corregido. Una menor carga de horas de trabajo y el trabajo por objetivos ayudan a que muchas más tareas sean terminadas y en balance todos seamos más felices.

La automotivación o motivación personal es lo que nos va a permitir mantenernos en el camino para conseguir nuestras metas, sean estas de cualquier ámbito, pero es lo que nos va a dar tiempo para poder continuar.

En esta sección pretendemos contribuir y dar soluciones para encontrar esa motivación dentro de la empresa o bien fuera ya que creemos que toda persona ha de estar motivada y ser feliz.

[pull_quote_center]Cuando no estás motivado no procesas información bien (en un mundo en el que prácticamente todo es información), no piensas de forma creativa y tomas malas decisiones. Esto se traduce en frustraciones y stress que vuelven a avivar la desmotivación y entras en un circulo vicioso hasta que te quemas.[/pull_quote_center]

Para evitar esto y fomentar la motivación personal os recomendamos seguir los siguientes pasos y aplicar los que podáis en vuestra vida diaria o en vuestro emprendimiento:

Averigua qué es lo que te motiva a pasar a la acción.

Cuando te sientes invencible y motivado ¿qué o cuáles son las causas? ¿y las condiciones?

Estas preguntas te ayudarán para que puedas recrear ese estado y aprovecharlo en tu beneficio. Mantenernos en forma también es una parte importante ya que para pasar a la acción necesitamos energía.

Ponte metas

Haz un plan a largo plazo y averigua qué necesitas o quieres hacer y cómo hacerlo. Esta será tu hoja de ruta, pero no tu lista de tareas diarias. Esta parte es importante para no saturarte y ver la foto global.

Al mismo tiempo debes ser flexible con los objetivos que te marques para no desmotivarte.

Hay que proponerse hacer unos mínimos al día para que la rueda siga girando y el trabajo o proyecto vaya saliendo.

Todo lo que nos aparte de nuestros objetivos debería ser repensado e incluso eliminado del plan.

Anticípate

Todos hemos hecho trabajos que sabíamos no iban a ningún lado. Sabiendo esto y sabiendo lo que realmente se necesita ten la alternativa una vez estás realizando la tarea para no tener que volver a pasar por las mismas puertas y tardar menos en realizar el trabajo “correcto”. En el peor de los casos puedes alegar tardar lo mismo pero sin embargo tardarás menos al haber previsto que habría cambios.

En el caso de emprendedores esta parte es básica para gestionar el planteamiento de proyectos y los resultados esperados afrontando o siendo consciente de lo que podría pasar en el peor de los casos.

Pide feedback

Es importante la autoevaluación, pero si tu superior no te da feedback debes sentirte cómodo pidiéndolo y haciendo que se dé cuenta y valore el trabajo que has realizado.

En el caso del emprendedor es importante validar la idea de negocio y las acciones a seguir.

Amplia horizontes

Encuentra un mentor, si trabajas por cuenta ajena dentro o fuera de tu sector. Si eres emprendedor busca a alguien al que seguir los pasos.

Esto te dará perspectiva y te ayudará si algún día decides dar el salto hacia otra empresa u otro proyecto.

Encontrar gente con nuestra misma motivación creará sinergias y, por qué no, traerá colaboraciones y trabajos.

También es importante intentar evitar a personas negativas o ambientes negativos ya que van a provocar el mismo efecto negativo en nosotros.

Aprende

Toma conciencia de los resultados y aprende. Aprende del global, no de repetir tareas una y otra vez (eso desmotiva).

Ve un poco más allá de tus límites todos los días, esto hará que crezcas y evoluciones.

Tampoco debes esperar a la perfección, es mejor una aproximación por fases, mejorando en cada iteración que avanzar muy lentamente o no avanzar.

Dentro de una empresa, no hay que esperar para mejorar un proceso que sólo depende de nosotros si tenemos claro cómo podemos mejorarlo.