Mi plan B – Testimonio de Belén Llorente

Este testimonio fue escrito para la segunda edición de #mamiconcilia y está incluido en este ebook que vio la luz en mayo de 2015. Encontrarás el link de descarga gratuita al final del testimonio.

0
783

mi-plan-b-pic

Belén Llorente

Nacida en 1977

2 Hijos (2011 y 2014)

Publicitaria y blogger

ohmymum.com

@Oh_my_mum

Mi plan B

Soy Belén Llorente, mamá de dos tesoros de 4 años y 15 meses respectivamente. Soy publicitaria. No, mejor dicho. Era publicitaria. Trabajé durante varios años en diferentes agencias de publicidad para grandes marcas y en todas ellas el ritmo era frenético. Un sector poco conciliador en el que a penas alguna compañera “peleaba” por poder ser mamá.

A nosotros nos llegó el momento. Queríamos familia pero el bucle sin fin en el que estaba metida no daba pie a que entrase un bebé en nuestras vidas. Horarios infinitos, rodajes, algún viaje, preparar presentaciones a horas insospechadas, esperar un retoque fotográfico para entregar al límite de la edición de prensa… Yo no tenía un alto cargo por lo que la opción de delegar el trabajo en otra persona (además de que no va conmigo dejar trabajo sin hacer) era inviable.

Afortunadamente me lo pusieron fácil. Terminó el proyecto para el que había sido contratada en la última empresa. Una auditoría de marca de gran envergadura. Un proyecto intenso de algo más de un año que no tuvo continuidad. Sentí alivio al saber que por fin podía parar. Sentí alivio al saber que mi vida podía seguir su curso sin tener que mirar la agenda. He sido una privilegiada al poder vivir mis dos embarazos en casa y poder cuidar de mis peques 24h durante 6 meses a la mayor y 9 meses al pequeño de la casa.

Nunca me planteé volver a trabajar en publicidad directamente. No lo veo compatible con ser mamá. Sé que hay otras grandes profesionales del sector que lo hacen a diario pero yo no me veía capaz. Demasiadas exigencias e impedimentos y yo no estaba dispuesta a perderme los primeros años de mis niños. No me parecía justo tener que “pelear” por ser madre. No quería renunciar a eso así que emprendí un nuevo camino con la ilusión de tener un plan B. Ese plan B estaba pensado para poder compaginarlo con la maternidad, para poder ir al cole cada día a buscarles, para poder quedarme en casa si estaban malitos, para que fuera un “trabajo para vivir y no un vivo para trabajar”.  Ese plan B no fue hacia delante pero a día de hoy tengo un blog fruto de todo aquello que se me removió por dentro al ser mamá.

Hoy compagino perfectamente mi faceta de mamá y mi faceta como bloguera. Me gustaría que este fuera mi plan B, poder monetizarlo. Soy feliz escribiéndolo y soy feliz al poder estar tranquila sabiendo que si mis hijos me necesitan, estoy. Ellos son la prioridad absoluta. Sé que económicamente un sueldo más nos daría cierta tranquilidad pero creo que renunciar a ciertos caprichos a día de hoy nos compensa como familia. Que yo esté en casa es buenos para los 4.

Creo que hay sectores en los que conciliar es muy complicado. En los que conciliar es renunciar irremediablemente. Admiro profundamente a todas esas mamás que corren para llegar a todo, que cumplen en su profesión y en casa con su familia. Yo no veía la forma de hacerlo.

En ningún momento he sentido que ser mamá implicase renunciar a mi profesión porque no me costó, lo tenía claro. Creo que es una evolución personal y que fue una decisión acertada. A veces echo de menos el trabajo en equipo, el cariño de los compañeros y la satisfacción de tener a un cliente contento…. pero eso no es comparable con lo que siento cada día siendo madre.

Descargar los ebooks de #mamiconcilia

Comparte tu testimonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here