¡Cómo cambian las tornas!

(Reflexionó en silencio
 al salir de la oficina).

Toda la vida preparándome para esto:
 ser océano, alguien
 en el futuro simple del indicativo;
 oasis; independiente; realizarme
 con mis labores profesionales; verbena,
 y disponer de guita sobrante
 para introducirla en la ranura
 de mi insaciable hucha hueca,
 -insatisfecho ahorro para el vacío
 inabarcable de mis manos-.

En definitiva: lograr esa felicidad
 frágil, falaz, tramposa,
 incrustada por mis mayores
 desde los albores de mi humanidad.

... Pero de aquellos lodos, estos logros:

Mi presente, mi hoy inmediato, mi anhelo,
 lo resumiría en 'ni una hora más sin
 tu incipiente sonrisa;
 sin tu quejido insaciable exasperando mi paz;
 sin tu alegría; sin tu pureza;
 sin tu Id absoluto acorrolando
 mi estrecha vida ensanchada
 por tus avenidas repletas de amaneceres'.

... Y en esto consistía la vida:
 en conquistarla mientras la pierdo.

Raúl D. Pomares Bermúdez

Ver poema 2

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here