job crafting, una nueva forma de mantener el talento y la motivación

La palabra job crafting significa transformar el trabajo que tienes por el que realmente querrías tener, es decir, cambiar condiciones de trabajo y tareas de modo que el trabajador disponga de autonomía y pueda satisfacer ciertas necesidades.

Cuestión de motivación

Muchas veces tenemos un puesto de trabajo que nos satisface pero en el que nos sentimos estancados. Además de lo que hacemos habitualmente, tenemos diversos intereses y motivaciones, por lo que no es de extrañar que aunque cumplamos perfectamente con los objetivos y las tareas asignadas queramos explorar otras vías por las que tenemos predilección o queramos distribuir el trabajo de otros modos saliendo del corsé que nos han impuesto laboralmente.

En el momento en el que esto sucede podemos empezar a valorar otros trabajos en otras compañías por cuestiones, detalles o condiciones que podrían haberse solucionado fácilmente en la empresa anterior.

En trabajos creativos, en los que el trabajador sabe que su musa no sigue el horario establecido por la compañía, esto puede ser crucial y aquí la empresa debe saber cómo reaccionar para continuar atrayendo y reteniendo talento.

Recursos Humanos

Como comenta Enrique Dans en su artículo: Si el departamento de gestión de personas aún se denomina de recursos humanos como si los trabajadores fueran inmovilizado material, el job crafting dividirá estas compañías entre en las que merece la pena trabajar y en las que no.

Para las compañías cada vez resulta más complejo atraer y mantener talento, pero saben que deben hacerlo. Este talento es el que las va a permitir mantener la capacidad de innovación y mantenerlas competitivas, lo que hará en gran parte que atraigan nuevo talento y que la rueda continúe girando.

Las empresas que creen que trabajar en ellas es un privilegio y que cualquiera aceptará las condiciones impuestas están confundidas. Sí, es cierto que el mercado de trabajo ha hecho que los trabajadores acepten ciertas condiciones, pero esos trabajadores no le serán fieles a la empresa en cuanto vean otros puestos de trabajo en los que sí se cubren sus necesidades o al menos se adaptan más a las condiciones que ellos necesitan en estos momentos.

El trabajador

Las condiciones o requerimientos que tenemos a lo largo de la vida van cambiando con ésta. Las aspiraciones y necesidades de un recién salido de la universidad no son las mismas que las de alguien que ya lleva tiempo en la empresa, de más edad y con otros compromisos familiares.

La curva de aprendizaje normalmente se estabiliza a los 3 años. A partir de aquí, los empleados que no encuentran nuevo significado a su trabajo o cambian de trabajo o se estabilizan parando de crear valor para la empresa y para ellos mismos.

Por otro lado, desde hace años parece que cualquier oferta de trabajo es buena, es decir, con la situación económica y de paro actual no importan las condiciones si no el puesto de trabajo. Esto ha hecho que en muchas compañías los puestos de trabajo se degraden y se hayan renegociado condiciones por parte de la empresa que deterioran el tejido laboral.

También hay compañías que han podido fichar de forma efímera a gente con talento (todos tenemos facturas que pagar) pero las empresas no se pueden quedar estancadas en estos hechos debidos a la crisis económica.

Pérdida de competitividad en el mercado español

Creer que se debe aceptar cualquier oportunidad laboral unido a que las empresas creen que el mero hecho de trabajar en ellas es un privilegio ha hecho que pierdan de vista que cada vez es más fácil salir a otros mercados laborales, que los trabajadores están perfectamente preparados para trabajar en entornos internacionales y que la competición por talento ahora es a nivel global.

Esto se traduce en la pérdida neta de competitividad de las compañías que aun diciendo internacionales ven como día a día su margen de beneficio es menor y ven como su gente más valiosa se sigue yendo a la competencia o a otros sectores.

Preparados, listos ¡Ya! ¿Por dónde empiezo?

El job crafting permite a los empleados rediseñar su trabajo creando un plan visual a partir de bloques de trabajo flexibles. Queremos que el empleado cree su trabajo ideal rompiendo con las listas de tareas y responsabilidades con las que él o ella no se identifica y creando ese nuevo puesto a partir de los valores, la motivación y los puntos fuertes del empleado.

Existen tres areas en las que se debe aplicar el job crafting para encontrar el cambio necesario y el empleo ideal por parte del trabajador:

  • Task crafting: cambio de actividades y tareas diarias
  • Relational crafting: actualiza la relación con el resto de personas para cambiar las perspectiva sobre el por qué se realiza un cierto trabajo.
  • Cognitive crafting: Replanteamiento de la visión del trabajo y las interacciones con el resto de personas/departamentos para activar nuevas oportunidades.

En resumen

El job crafting es tendencia, es una parte importante de la innovación y adaptabilidad en la empresa y alinea a la gente de forma más clara con sus talentos, intereses y fortalezas.

Como decíamos al principio, este tipo de iniciativas son los que dividirán las empresas en las que merece la pena trabajar y en las que no. No hagamos más empresas de estas últimas y potenciemos y cuidemos a los trabajadores.


Fuentes:

Enrique Dans: Job Crafting, una tendencia a considerar

Fast Company: Why Innovative Companies Like Google Are Letting Employees Craft Their Own Jobs

HBR: Managing Yourself: Turn the Job You Have into the Job You Want

Foto: Pixabay

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here