Stephanie Marko
1970
CEO Stikets
3 hijos nacidos en 2002, 2004 y 2007

 

Ya hace más de siete años, estaba en la cama con nuestra hija pequeña enferma.

Ella acababa de dormirse y, en el silencio de la noche, me quedé pensando. Hacía tiempo que daba vueltas a la idea de crear una empresa. Pero al hacer una lista mental de todo lo que había hecho ese día, me preguntaba a mí misma: “¿dónde puedo encontrar más horas al día para poner en marcha una empresa?”.

Después recordé que había leído en el blog de una madre emprendedora que ella trabajaba durante la noche, cuando dormían los niños. Llegué a la conclusión que, si no había dormido una noche entera desde que nació nuestro primer hijo 8 años atrás, ya no importaba prolongarlo algunos años más.

Así tomé la decisión de crear Stikets, una empresa dedicada a fabricar etiquetas para marcar las pertenencias de las familias y, sobre todo, los zapatos de mi hijo mayor, el problema original que me puso en el camino de ser una madre emprendedora. En el momento de tomar la decisión, también decidí que no sería una empresa como son habitualmente las españolas. Sería una empresa donde yo, como madre, podría trabajar tranquilamente sin renunciar a mis ideales de ser mama y donde, como profesional, quisiera trabajar, con oportunidades de crecimiento y con estimulación intelectual.

Con estas ideas claras, empecé a crear, a la vez, productos de alta calidad para nuestros clientes y un concepto de empresa de alta calidad para nosotros, el equipo de Stikets. Establecimos que el horario de oficina sería de 9 a 17h, con entradas y salidas flexibles según la necesidad de llevar y recoger a los niños en la escuela.

Pero el horario sólo es una parte de nuestra filosofía “family friendly”. También pusimos toda la información en la nube, para poder trabajar desde casa cuando era necesario, mientras los niños hacen extraescolares o por la noche, cuando todos estaban durmiendo. Creamos espacios en la oficina con juguetes y pusimos usuarios para los niños a los ordenadores. De esta manera pueden venir a jugar, hacer deberes, merendar o lo que necesiten mientras sus padres trabajan.

En Carnaval, hacemos una fiesta en la oficina y todas las familias están invitadas. Así, los niños y otros familiares y amigos saben dónde trabajamos y con quién pasamos el día. Además, sirve para crear más empatía dentro del equipo. Una empatía que también sentimos hacia el compañero cuando recibe una llamada y debe marcharse del trabajo para atender una urgencia familiar o simplemente cuando quiere ir a ver un festival de la escuela o un partido.

Desde fuera, a veces, puede parecer que somos “happy flowers” y que no trabajamos mucho. Pero es justo a la inversa. El hecho de reconocer que tenemos responsabilidades fuera del trabajo hace que, durante el día, vayamos al grano. Tenemos objetivos que conseguir y tareas para terminar antes de las 17h. Igualmente, como sabemos que tenemos la posibilidad de salir por la razón que sea, no tenemos ningún problema en volver a trabajar más tarde u otro día. Nuestro funcionamiento se basa en el equipo, y todos damos y recibimos.

Como profesionales, Stikets nos da espacio para correr. Siempre pensamos en grande y soñamos aún más allá. Queremos crecer al máximo en todos los sentidos y no tenemos tiempo que perder. Todo lo que hacemos está ligado con todo el equipo y tenemos que trabajar conjuntamente para salir adelante. El trabajo no es fácil pero nos encantan los retos y nunca estamos aburridos.

En resumen, con la creación de Stikets, yo quería generar el cambio que me gustaría ver en el mundo, un mundo donde las empresas y las organizaciones reconozcan que todos nosotros tenemos muchos títulos diferentes: madres, padres, hermanos, hijos, amigos, entrenadores, mentores, voluntarios, deportistas, profesionales … y que hay momentos de nuestras vidas, en los que necesitamos dedicar un poco más de tiempo a alguno de estos cargos que a los demás. No hay nunca un equilibrio total, siempre hay una mezcla de todas nuestras identidades. Cuando tenemos esto claro es el momento de trabajar al máximo para ser los mejores en todo lo que hacemos en nuestras vidas. Porque, al final, sólo tenemos una vida y queremos vivirla al máximo.

Comparte tu testimonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here