Ser madre no es ser perfecta – Billie Lou Sastre Montiel

0
1464

Billie Sastre

Billie Lou Sastre

Nacida en 1979, en México.

Social Media Consultant especializada en Atención al Cliente

2 hijos (2005 y 2007)

@billiesastre

Nací y crecí en México, con una madre guerrera que me enseñó el valor de la vida y sobre todo a salir adelante, no importa el obstáculo que se nos ponga delante. Mi madre nos crió sola, a veces con mucha fortuna y otras batallando para salir adelante, pero es cierto que a mi hermana y a mí nunca nos faltó nada. Y ahora somos dos mujeres independientes y estamos muy orgullosas de todo lo que nos ha enseñado nuestra madre, una gran mujer.

Cuando vine a vivir a España, que además lo hice por amor, nunca imaginé lo duro que sería. Mi primer año fue un proceso de difícil adaptación: un cambio de cultura, el hecho de estar lejos de mi familia y de mis amigos, y el hecho de tener que adaptarme por completo a la cultura catalana, me hacían querer volver cada día a mi país de origen. Pero el amor me impulsaba a seguir. En unos años vino la boda, y otro año después, mis preciosos hijos: Diego y Pablo.

En aquel momento trabajaba en Santiveri, como formadora en el Departamento Técnico. Tengo que decir que tuve la gran suerte de tener una jefa mujer, que entendía perfectamente lo que es ser madre.

Y aunque a mi hijo mayor lo tuve que dejar en la guardería a sus escasos 3 meses, hecho que me costó bastante, todo eran facilidades. Si se enfermaba podía trabajar algún día desde casa, y eso a mi jefa se lo agradeceré siempre.

Después de unos años pasé a trabajar a otra empresa que para mí ha sido el ejemplo a seguir en cuanto a conciliación laboral se refiere. MRW, en la época en la que yo tuve la suerte de conocerla, eran todo facilidades. Jornada laboral continua, horas para ir al médico, adaptabilidad y sobre todo comprensión por parte de los directivos. Así que cuando me tocó salir de esta empresa me fue imposible adaptarme a otras mentalidades y formas de trabajar. Lo intenté pero no me adapté.

Ahora trabajo como freelance, administro mi tiempo como quiero y paso más tiempo (que yo llamo de calidad) con mis hijos. En mi caso, estoy divorciada y tengo custodia compartida, así que me he tenido que acostumbrar a tenerlos unas semanas sí y otras no. Esto te da tiempo para poder invertirlo en ti y tiempo para saber que cuando estás con tus hijos lo inviertes en ellos. Les miras a los ojos, observas su sonrisa, sus gestos, contestas sus preguntas y te sientes completamente feliz y realizada por tener dos angelitos que te llenan y complementan tu vida.

Para mí hay momentos que yo llamo de calidad en los que disfruto al 100% de mis hijos: cuando jugamos juegos de mesa toda la tarde, cuando bailamos canciones y canciones, cuando hacemos los deberes juntos, cuando vamos al cine o a la playa. Ser madre no es ser perfecta, es simplemente estar presente en corazón, mente y espíritu cuando nuestros pequeños más nos necesitan. Entonces es cuando descubres que no hace falta que estés todo el tiempo, sólo con saber lo que está pasando en el momento presente sin juzgar, observarnos: nuestro cuerpo y nuestra mente, nuestras reacciones y saber reaccionar a lo que estamos sintiendo. Saber identificar lo que sienten nuestros peques y saber cómo les podemos ayudar. Eso es para mí ser una Súper Mamá.

Comparte tu testimonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here