Tipos de juego en la infancia

Tipos de juego, parque, caja de arena con cubos y palas

Hemos hablado en alguna ocasión de lo importante que es jugar para nuestros hijos, del juego libre, de otros tipos de juego, etc, pero hoy profundizaremos un poco más en lo que significa cada uno de estos tipos de juegos y la importancia que tienen en su desarrollo.

No todos los juegos son iguales ni se han creado para los mismos fines. Entre los tipos de juegos o las categorías que se utilizan para clasificarlos está el juego libre, el juego guiado y un montón de cosas que nos dicen que son juegos pero que realmente no lo son o por lo menos no sirven para lo que realmente debería servir el juego.

Características del juego

De entre las características más interesantes que nos dice la wikipedia me quedo con las siguientes:

  • Es libre y voluntario,
  • Es automotivado,
  • Es divertido.

Además quedan otras características como que ayuda a conocer la realidad y favorece la socialización por ejemplo y lo importante que nuestro hijo esté con otros niños y jueguen de forma libre.

Tipos de juego

Los juegos se suelen dividir en juegos psicomotores, cognitivos, sociales o de rol. Cada uno de ellos desarrolla una faceta de nuestros hijos.

En el caso de los psicomotores están orientados a probar y entrenar las funciones motoras, de modo que además de ver que son capaces de hacer perfeccionan habilidades o capacidad física.

Los juegos cognitivos desarrollan capacidades como la atención, memoria, creatividad…

Los juegos sociales suelen ser los juegos en grupo tipo cooperativos o con reglas en los que los niños socializan, es decir, se relacionan con otros niños.

Por último, los de rol tienen una parte que son de imitación, en la que los niños adoptan los diversos roles que ven y aprenden imitando lo que ven en el día a día, aunque también son juegos que les pueden ayudar a expresar sus deseos, asumir situaciones o aceptarse a sí mismo.   

Pero de lo que realmente quería hablar en el post es del juego libre o de lo que significa el juego libre y los beneficios que tiene para nuestros hijos.

Juego libre

El juego libre ocurre cuando el propio niño tiene la última palabra, elige la temática y defiende sus propias reglas, es decir, cuando hacen lo que realmente les da la gana. Si lo piensas un poco, es ese tipo de cosas que hacíamos de pequeños que llevaban el riesgo de que nos pillasen y ser castigados.

Cuando nuestros hijos son pequeños, quizá sea mucho más fácil llevarlo a cabo, pero cuando crecen… también podemos jugar con ellos si no nos hemos cargado nuestra relación con ellos y todavía confían un poco en nosotros. ¿Cómo? Los niños mandan, es decir, ellos ponen las reglas, la temática y el juego, en otras palabras: la interacción de un adulto, para que continúe siendo juego libre, se restringe a dar apoyo a lo que ellos eligen o hacen.

A lo que ayuda este tipo de juego es a que los niños tengan el control de sus vidas afrontando además sus preocupaciones.

Sin ataduras

El juego libre ofrece diferentes beneficios según la etapa de crecimiento del niño, les ayuda a aprender sobre sí mismos y el mundo que les rodea.

Por ejemplo, al entrar en el colegio el juego libre es muy importante para la toma de decisiones y el comportamiento al relacionarse con compañeros de clase. Desde muy pequeños pueden empezar a aprender a colaborar y dejar de lado el “es mío” para divertirse y posiblemente encontrar a un buen amiguito o una buena amiguita.

Lo que tenemos que hacer para que este tipo de juego ocurra es darle la oportunidad, es decir, dejarles con legos, puzzles y otros juguetes y dejémosles ver y descubrir qué son, para qué sirven y qué se puede hacer con ellos. Seguro que os sorprende en lo que se transforma cada cosa. Ahora mismo, una pajita que ha utilizado el peque en el desayuno es una barrera de un parking, aunque previamente ha sido un “triándulo”, una aspiradora, un tren o un caballo.

Apps y pantallas

Con la premisa de que casi siempre todo lo que promete ser educativo termina no siéndolo, debemos cuidar o al menos pensar sobre el tipo de juego y aprendizaje que hay detrás de la tablet o el móvil. No todo tiene que ser educativo para dejarles una tablet, pueden sólo divertirse, de hecho su coordinación viso-motriz puede salir beneficiada, pero sin olvidar que jugar se trata en muchas o la mayoría de las ocasiones de explorar su propio mundo. Tiene que haber ocasión para todo.

Resumiendo

Para tener la ocasión de que jueguen tranquilos y de forma libre tienen que tener tiempo.

Ya hablamos sobre la sobrecarga escolar y también hemos hablado sobre los problemas derivados de que tengan miles de extraescolares y campamentos para que los padres podamos hacer frente a nuestros horarios laborales.

Nuestros hijos necesitan su tiempo como también nosotros necesitamos tener el nuestro y, lo más importante, el tiempo en común que podamos pasar juntos.


Imágen: Pixabay

ARTICULOS RELACIONADOS

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario