trabajar en remoto

Hemos hablado muchas veces del teletrabajo y de trucos para trabajar en remoto.

Ahora que estamos en verano y muchos nos llevamos la oficina a cuestas, quiero hacer un repaso de cosas que podemos hacer para que las jornadas veraniegas sean más provechosas.

Estos consejos los podréis poner en práctica tanto si lo hacéis por trabajo, si tenéis un proyecto al que queréis darle forma o lanzar definitivamente en verano o por si otra persona (hijos sobre todo) necesitan espacios donde concentrarse.

Lista de consejos para trabajar en remoto

  • Tapones para los oídos: Aunque hayamos encontrado en ese rincón a la sombra frente al mar perfecto la inspiración necesaria (o las ganas, que estando de vacaciones es difícil ponerse a hacer otras cosas) es importante no distraerse con los ruidos de piscina, carreras, la canción del verano…
  • Aplicaciones para bloquear distracciones: Tanto en el móvil como en el portátil. Tenemos un par de horas y las queremos aprovechar totalmente (productividad). Además, cuanto antes terminemos antes nos podemos “dar” a todas las distracciones que ahora estamos evitando. Para el móvil, con ponerlo en silencio y no molestar o en modo avión valdrá. Recomiendo dejarlo fuera del alcance de nuestra vista, así no tendremos la tentación de estar chequeándolo continuamente. Para el portátil podemos tener una estrategia similar: No WiFi, de modo que sólo nos conectemos a la hora de enviar o subir lo que acabamos de hacer. Para esto es importante haber bajado todo lo que necesitamos antes de ponernos a trabajar.
  • Listas: Para organizar trabajos complejos podemos utilizar una superficie grande tipo pizarra. También podemos utilizar un espejo y un rotulador que se pueda borrar fácilmente (si no utilizáis un rotulador permanente valdrá) o directamente una mesa y post-it. En el caso de no poder tener nada de esto a mano, una lista para ir tachando las tareas hechas servirá. La idea aquí es despistarnos lo mínimo, con lo que si tenemos esta lista de referencia podremos ir cerrando capítulos y llegar al final de la tarea más rápidamente completando cada microtarea.
  • Si el trabajo se alarga, ser conscientes de hacer una parada o dejarlo para el día siguiente. Es importante pensar que estamos de vacaciones y que puede que nos bloqueemos si intentamos cerrar ese trabajo en un solo día. En este tipo de casos, recomiendo hacer un planning con unos cuantos días de antelación teniendo en cuenta el planning de vacaciones y las horas que crees serán necesarias. Hacerlo saber al resto de la familia y de este modo que todos sepan los días/horas que no vas a estar disponible. Esto elimina ansiedad por tu parte y por el otro abre la puerta a una planificación de días y ocio.

Básicos

Lo más importante de todo es sentirse cómodo ya que si tenemos que trabajar porque nos lo han pedido y no lo vemos justo, por muchos consejos que se sigan, lo haremos a desgana.

Para un proyecto propio la cosa cambia y posiblemente haya que hacer una planificación más completa para poder aprovechar un poco de tiempo todos los días sin quitar tiempo de estar con la familia y amigos que no hemos estado a lo largo de todo el año.

Si quieres que tu hijo tenga un espacio en el que concentrarse, por un lado ayúdale a estructurar lo que tiene que hacer (planning para todas las vacaciones) y establece unos tiempos/avances/metas para que podáis revisarlos y que él sienta que avanza.

Otros consejos que nosotros hemos seguido también son los de madrugar y tener las tareas más importantes hechas a primera hora del día, del mismo modo que priorizar tareas y siempre hacer la más importante primero, pero este tipo de consejos se quedan para proyectos de mayor envergadura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here