teletrabajo como forma de conciliación

El teletrabajo se ha convertido en una cuestión latente en la sociedad como comenta David Blay (especialista en comunicación y autor del libro ¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa?) por tres motivos:

  • Somos la primera generación que tecnológicamente puede teletrabajar.
  • La necesidad cada vez más creciente de conciliar la vida laboral y familiar.
  • El aluvión de emprendedores y freelancers que siguen creciendo por necesidad del guión y porque creemos en otra manera de vivir.

Como comentábamos en la sección sobre flexibilidad laboral, el mayor problema que existe actualmente es el presentismo y la falta de trabajo por objetivos, de modo que estamos obligados a continuar en nuestro puesto de trabajo aunque hayamos terminado las tareas asignadas.

El teletrabajo o trabajar desde casa ayuda en diferentes ámbitos, como por ejemplo:

Teletrabajo y medioambiente:
  • Ahorro en luz y diferentes gastos en las instalaciones de la empresa.
  • Ahorro en gasolina debido a los traslados de los trabajadores hacia el puesto de trabajo y la vuelta.
Teletrabajo y la empresa:
  • Aumento de la productividad, inicialmente por el trabajador que podrá concentrarse más y mejor en su casa y definiendo sus ritmos de trabajo, pero además, de manera mucho más eficaz, si deja de trabajarse por horas para trabajar por objetivos.
  • Ahorro de costes en instalaciones y gastos como luz, agua, servicios de limpieza que ya hemos mencionado antes.
  • Ahorro en dietas del empleado (cheques comida, etc).
  • Retención de talento y estabilidad de plantilla al ofrecer confianza y dejar teletrabajar, del mismo modo que cuando estamos de viaje de trabajo llevamos con nosotros un portátil y un móvil y en la empresa no dudan que estamos trabajando.
Teletrabajo y el trabajador:
  • Horarios totalmente adaptados a nuestras circunstancias.
  • Concentración y cumplir objetivos en menor tiempo ya que ahora sí que gobernamos nuestro tiempo.
  • Salario emocional, lo normal actualmente es que no obtengamos un aumento de sueldo, pero obtenemos confianza por parte de nuestros empleadores y eso hace que el tener autonomía valga más que unos euros más al mes.

 

[quote_box_center]

Con la tecnología disponible hoy en día, hay muchísimos puestos que podrían ser desempeñados desde casa, o desde la terraza de un hotel con vistas al mar, o incluso en un Starbucks. ¿Entonces, por qué no se hace más? 

Desde mi punto de vista, detecto dos razones fundamentales:

a) Falta de confianza en el trabajador. Como no le veo, no sé lo que está haciendo, si está trabajando o viendo vídeos de gatitos en el youtube. Y este hecho recurrente nos lleva a la siguiente consideración.

b) Fomento del presentismo laboral en detrimento de la libertad de horarios sujeta a objetivos. Controlar los horarios de los empleados es, siempre, tarea más fácil que confiar en un compañero, establecer objetivos personalizados y supervisar periódicamente su cumplimiento por parte de todo equipo (no solo del dpto. comercial…)

[/quote_box_center]

Fabián González, Trabajador del sector turístico y hotelero

 Frenos al teletrabajo

Puesto que practicamente el 70% de las profesiones puede ser realizado a distancia, ¿qué es lo que nos frena?

Actualmente la cúpula empresarial está gobernada por directivos de alrededor de 50 años cuya cultura dentro de la empresa prioriza el trabajo a la familia, todo esfuerzo es poco, una sola persona puede llevar a la empresa al éxito (y de ahí nace la ambición por los puestos más altos), el presentismo (no salir nunca antes que el jefe) y echar más horas.

Este tipo de jefes no se van a contentar con gente que priorice la familia o que quiera tiempo para sí misma, es decir, sólo ascenderán o valorarán a personas que se comporten como lo han hecho ellos, en vez de generar ese ambiente de confianza necesario para la creatividad, aumentar la productividad y ser felices.

Y es que cuántos de vosotros no os levantáis todos los días para ir al trabajo como si fuese un castigo… esperando que llegue el viernes y fin de semana para realmente vivir y muchas veces hacer lo que necesitamos más que lo que queremos pidiendo fines de semana de al menos 3 días. Esta situación es muy triste y se produce cuando realmente el trabajador no está motivado, no puede avanzar (o no se le deja) no crece.

[quote_box_center]…aquí me encuentro, lunes, en el metro camino del trabajo, esperando la respuesta de mi jefe al que acabo de proponerle dividir mi jornada laboral en dos, la primera parte en la empresa y la segunda, por la tarde, en mi casa. Soy creativo publicitario ejerciendo de guionista de autopromos en una televisión. Es decir, escribo, me invento cosas, muchas veces (la mayoría) sin tener acceso al material audiovisual sobre el que escribo así que… ¿por qué no poder hacer lo mismo que hago en mi despacho -pensar, leer, ver cosas en Internet, pensar más, escribir y mandar lo pensado por mail- desde mi casa? Porque no va a funcionar. Bum. Como una losa me cae la respuesta de mi jefe, un tipo, por otra parte, encantador, padre de un niño de 10 meses y más de 10 años más joven que yo, pero imbuido de la cultura empresarial dominante: ¿teletrabajo? Pfff, el curro se hace en el curro, lo demás son chinsenes y moderneces de empresas hipster como Google o Apple o esas cosas.[/quote_box_center]

Fernando Mateos, Coordinador Creativo de Autopromos en televisión

Las reglas del teletrabajo (o cómo ser más efectivos teletrabajando):

Objetivos

Las empresas, deben saber la estrategia a corto, medio y largo plazo, por lo que podemos establecer un roadmap y los objetivos o metas a conseguir para poder planificar nuestro trabajo en casa. Si no sabemos cuando debe estar hecha una tarea nunca la afrontaremos.

Lugar para trabajar

Hay que buscar un buen lugar para trabajar y con el menor número de distracciones posibles, pero no puede ser desde el sofá o con un desorden imposible. Debe ser un sitio en el que nos sintamos bien si algún día viniese un compañero de trabajo por ejemplo. Es cierto que puede ser el salón de nuestra casa; además podemos recoger el portátil una vez que hayamos terminado nuestra jornada o parte de jornada y así cambiar de ámbito.

Hacer respetar nuestro tiempo y poner límites

Todos van a saber que estás en casa por lo que te mandarán recados que ellos no pueden hacer y que tan sólo llevarán 5 minutos de tu tiempo. Mentira. Las metas marcadas con los plazos y un esquema de prioridades ayudarán con esta parte. El beneficio de marcar nuestros tiempos es que podemos trabajar durante un bloque de 3 o 4 horas, hacer otras cosas, desconectar jugando con nuestros hijos, haciendo recados, ejercicio u otros menesteres y luego volver con energía renovada a afrontar otras 3 o 4 horas de trabajo, pero necesitas tener esas horas y no son negociables, es decir, son tuyas para tu trabajo. Si las respetas tú, debes hacer que las respete el resto.

Vestirse

Es cierto que como comenta David Blay en sus charlas y libros, se puede trabajar en pijama, de hecho, lo normal es que sea una temporada de “luto” a la corbata (David lo ejemplifica además como la primera semana de vacaciones, en la que después de 11 meses nos revelamos contra el traje o la vestimenta de trabajo). Aunque cada uno tiene sus ritmos, y los hay que preferimos levantarnos temprano (o muy temprano), desayunar, ducharnos y vestirnos, existe un estudio de la Kellogg School of Management que dice que el vestirse funciona a nivel psicológico y se actúa diferente cuando te vistes al incrementarse tu autoestima, sentirte mejor y por lo tanto trabajar mejor.

Justificar nuestra situación

Realmente esto aparece por los mitos de trabajar en casa, es decir, que si se está de vacaciones, que si se es un vago, que si esto, que si lo otro… todo esto se vence con buenos resultados y seguir manteniendo la confianza que nos han dado alcanzando los objetivos.

Descansar

Es muy importante no estar continuamente adelantando trabajo, contestando mails o llamadas, etc. Es necesario desconectar, disfrutar de la nueva situación, de poder organizarnos, de aprovechar el tiempo que no viajamos de un lado a otro, de poder hacer reuniones o llamadas al aire libre por ejemplo.

Iniciativa: Día de la oficina en casa

Microsoft Ibérica, pionera en la implantación del teletrabajo, tiene una larga lista de motivos para seguir con sus políticas de trabajo en casa:

  • más productividad,
  • menos absentismo,
  • más motivación e implicación,
  • mejora del ambiente laboral,
  • aumento de las cifras de negocio de la compañía.

Pero para que el teletrabajo aporte todos estos beneficios el trabajador debe verse protegido, es decir, el programa debe ser voluntario y reversible, con los mismos derechos y condiciones de seguridad que el resto de trabajadores. También se debe prevenir el aislamiento y facilitar los equipos necesarios.

Microsoft comparte su experiencia con otras empresas y trabajadores a través de la iniciativa del Día de la oficina en casa, con la que se pretende demostrar “cómo gracias a la tecnología se puede trabajar desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar”.

[quote_box_center]Tengo la suerte de trabajar en una empresa que apoya a las mujeres y la maternidad y nos da todo tipo de facilidades. Frente a la clásica y tradicional empresa que prácticamente ata a sus empleados a una silla, Microsoft no mide cuántas horas pasamos en la oficina sino la productividad, calidad y resultados. Eso significa que gozamos de plena libertad para organizarnos nuestro trabajo de la forma que creamos más conveniente. Esta filosofía tiene grandes ventajas:  trabajar desde casa significa que cualquier percance no supone una ausencia en el trabajo. Significa poder compatibilizar plenamente la labor de directiva con la de madre. Significa esa flexibilidad que hace que uno se sienta cómodo y satisfecho en su puesto de trabajo y quiera dar siempre lo mejor de sí mismo.

Significa, a fin de cuentas, máximo rendimiento. [/quote_box_center]

Cecilia Francolí, Directora de Marketing de Microsoft Advertising

En próximos artículos seguiremos ampliando esta información así como ofreciendo herramientas y métodos para sacar el máximo partido a nuestras horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here