Yo no juego a eso – Informe sobre el acoso infantil Save the Children

por -
0 829
Acoso infantil, informe Save the Children - Yo no juego a eso

Título: Yo a eso no juego

Facilitadores: Save the Children

Año de publicación: 2016

Número de páginas: 132

Contenido:

  • Presentación
  • Resumen ejecutivo
  • Introducción
    • La historia de Jasper
  • El acoso y el ciberacoso en España. Una realidad que es necesaria medir
    • La historia de Marina
  • Los retos que plantea el acoso y el ciberacoso
  • Recomendaciones
  • Bibliografía
  • Nota metodológica

Resumen:

Con este documento de Febrero de 2016 la organización sin animo de lucro Save the Children pone de manifiesto un mal que nos afecta actualmente: la violencia infantil, y en este caso, entre iguales, lo más preocupante.

La violencia contra la infancia adopta múltiples formas y como dice en el documento y compartimos nunca es justificable, independientemente de la gravedad de las lesiones producidas, de las consecuencias en el desarrollo del los niños y niñas, de la persistencia, duración o la aceptación social de esa forma de violencia.

El fin del documento del que trata este resumen es la necesidad de medir la violencia y acoso entre iguales (bullying) y su versión en redes sociales e internet o ciberacoso (ciberbullying) para saber cómo abordarlo y qué medidas son necesarias poniendo los recursos adecuados para solucionarlo. Al mismo tiempo es muy importante no exagerar el alcance de este tipo de violencia para no ejercer sobreprotección o medidas desmesuradas, aunque no se debe dejar de denunciar o negar este tipo de violencia cuya consecuencia más grave es que sus víctimas pasen desapercibidas. La repetición en el tiempo de este tipo de violencia puede causar problemas graves a quienes la sufren como ya hemos visto al convertirse en noticia.

El informe hace hincapié en que la escuela no es solo el medio donde de sufre este tipo de acoso, sino que es parte de la solución junto a la educación que se da en él para combatir este tipo de violencia. 

El acoso infantil es violencia

El acoso es una forma de violencia recurrente ejercida por alguien que tiene mayor fuerza física, psicológica o social que normalmente va acompañada del silencio, es decir, de la no denuncia, de no ser un “chivato”, lo que agrava el caso de violencia porque se continúa sufriendo, menoscabando la propia confianza del niño que quiere ser aceptado como uno más.

Actualmente no se dispone de ningún mecanismo de detección temprana de este tipo de violencia, por lo que las situaciones de acoso cotidianas continúan pasando desapercibidas. Sólo los casos graves que hemos visto en los telediarios y periódicos han hecho que las instituciones públicas tomen medidas reactivas sobre estos hechos puntuales que, si bien ayudan, no contestan a las necesidades cotidianas y a la prevención de estos casos de extrema gravedad.

Este tipo de violencia nos lo encontramos a diario en todos los aspectos de la vida de nuestros hijos: no termina en el colegio, sino que continúa en la calle, en el barrio, en los parques y en las redes sociales.

Estas últimas, las redes sociales, bien utilizadas son un verdadero avance para el aprendizaje y el juego, pero mal utilizadas o con finalidad de acosar amplifican la violencia ya que esta no se hace cara a cara y por lo tanto se exagera, además de que cada acto se queda permanentemente “colgado”.

En las encuestas realizadas, tanto las víctimas como los que agreden, muestran escasa autoestima; además entre los niños y niñas que acosan se detecta una menor empatía cognitiva y afectiva, menor asertividad y una capacidad para resolver conflictos más baja.

Para evitar este tipo de conductas resulta determinante reforzar la educación emocional y la adquisición de habilidades sociales y valores de convivencia.

Datos sobre acoso infantil

Un 9,3% de los encuestados ha sufrido acoso en los últimos 2 meses y un 6,9% ciberacoso lo que, si se extrapola, significa que casi 200.000 estudiantes han sufrido acoso en los últimos 2 meses.

El insulto es la forma más recurrente de acoso: 2 de cada 10 lo sufren permanentemente. En casos graves, el acosado puede ser además víctima de rumores, robo de pertenencias, amenazas, golpes o exclusión del resto de niños.

Uno de cada tres niños y niñas han sido insultados por internet o en el móvil. Además un 6,3% indica que ha sufrido el pirateo de cuentas en redes sociales y suplantación de identidad.

Respecto a los acosadores, un 5,4% de niños y niñas reconoce haber acosado a alguien y un 3,3% reconoce ser responsable de ciberacoso, lo que en números generales al extrapolar significa que en las aulas hay más de 100.000 niños acosadores o ciberacosadores.

La mitad de los encuestados reconoce haber insultado a alguien y uno de cada tres reconoce haber agredido físicamente a otro menor de edad.

Existe mucho mayor índice de acoso entre estudiantes de primer ciclo de la ESO que entre los del segundo ciclo.

Las chicas son las que sufren más acoso y ciberacoso: un 10,6% frente a un 8% y un 8,5% frente a un 5,3% respectivamente.

“Tenerle manía” o “para gastarle una broma” son las justificaciones más recorridas por los acosadores.

Aunque son cifras mucho menores, un 3,2% de las víctimas de acoso y un 4,2% de las víctimas de ciberacoso dicen haberlo sufrido por su orientación sexual, mientras que un 5,1% y un 5% respectivamente lo sufrieron por su color de piel, cultura o religión.

Se identifican 5 estrategias diferentes sobre cómo los acosados gestionan el acoso:

  • Pedir ayuda
  • Controlar la situación pensando en otra cosa
  • Ver el abuso desde el humor o de forma positiva
  • Enfrentarlo negativamente haciendo lo mismo con otro o consumiendo alguna sustancia psicoactiva
  • Evitar el conflicto (apagar el movil o irse del lugar)

Retos a los que nos enfrentamos sobre el acoso infantil

España carece de un mecanismo de lucha integral contra todas las formas de violencia en la infancia, de modo que no se garantizan los derechos tanto de niños y niñas, como de víctimas y  agresores. Se debe tratar con confidencialidad, asegurando que la intervención asegure el bienestar de todos los niños implicados con una respuesta educativa, de integración y socializadora.

La involucración de los niños y niñas es fundamental, tanto para conocer el problema de primera mano como para sensibilizarles contra estas formas de violencia.

El trabajo sobre estas formas tempranas de violencia es la mejor manera de evitar otros tipos de violencia en edades adultas. Hay que educar a los niños y niñas en la no violencia, en una ciudadanía digital responsable y ética, y en la tolerancia ante la diversidad.

La detección temprana y eficaz es fundamental para poner en marcha los mecanismos adecuados a cada forma de violencia. Es necesario que los centros escolares estén dotados de los profesionales adecuados y con formación específica para llevar a cabo las estrategias de detección e intervención, aunque todos podemos hacer escuchando los relatos de niños y niñas sin poner en duda la interpretación que hagan de la situación de modo que no pierdan la confianza y se pueda ahondar en el problema detectado.

Se necesitan datos para poder medir el grado de acoso y ciberacoso existente actualmente y poder poner medidas efectivas, pero también es necesario para acabar con él que la sociedad en su conjunto entienda que la violencia entre niños y niñas es intolerable.

Recomendaciones contra el acoso infantil

  • Elaborar una estrategia integral contra la violencia infantil
  • Tomar conciencia generalizada en la sociedad
  • Formación en acoso y ciber acoso de los profesionales dentro del ámbito de la vida de los niños y niñas
  • Educación y formación para niños y niñas en prevención de la violencia
  • Elaboración de protocolos y planes de actuación eficaces
  • Restablecimiento del daño ocasionado, apoyando psicológicamente a la víctima y poniendo en marcha mecanismos de justicia restaurativa encaminados a la reeducación del agresor y no a la criminalización.

Desde mamiconcilia.com os recomendamos una lectura completa de este documento debido a la importancia del tema tratado y a que en este caso podemos contribuir directamente y concienciarnos a través de los testimonios incluidos, la historia de Jasper y la de Marina, que afecta tanto a quiénes son nuestros hijos como a quiénes llegarán a ser. 

Este informe se ha realizado gracias a la colaboración de 21.487 estudiantes entre 12 y 16 años y los esfuerzos de Save the Children junto a expertos en la materia. 

Descargar el documento

experto en SEO, UX, CRO y analítica web. #papiconcilia y en parte responsable de esta web.

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario