Entrevistamos a Rafa Esteve

Recientemente hacíamos una reseña sobre Guía urgente del padre primerizo. He querido entrevistar a su autor, Rafa Esteve, para plantearle algunas preguntas que me surgieron al leer el libro. Curiosa por naturaleza y periodista de profesión.

Creaste tu blog en 2004, www.serpadreprimerizo.com Todavía no había muchos blogs y menos aún de padres. ¿Cómo te dio por ahí? 

El día antes de nacer mi hija se me ocurrió escribir un e-mail masivo a todos mis amigos y familiares contándoles la situación nerviosa en la que me encontraba y lo verde que me veía para asumir la tarea de padre. Al día siguiente, tras el parto, volví a escribir a la misma lista de correo, totalmente agotado y feliz por el acontecimiento. Uno de mis amigos del equipo de Rugby (Fernando Gallardo) me sugirió la idea de escribir un blog para ir dejando constancia a los que venían detrás de todo lo que iba sucediendo, pues fui de los primeros del equipo en ser padre. A mí me pareció una gran idea, así que ni corto ni perezoso me decidí a abrir el blog “Memorias de un padre primerizo” utilizando la plataforma de Blogger.

11 años después llega Larousse y te propone escribir un libro titulado Guía urgente del padre primerizo. ¡Pero si tus hijos ya tiene 11 y 5 años! Se te habrá olvidado lo que es ser primerizo. ¿Qué puedes aportar a los padres primerizos? 

Sin duda, después de todo este tiempo, lo único que puedo aportar es experiencias, el recuerdo de mis experiencias vividas y de todos los errores que cometí, las inseguridades que tuve y las buenas experiencias (que por supuesto también las hubo) de las que fui parte protagonista.

¿Tu pareja y tu suegra han leído “Guía urgente del padre primerizo? ¿Qué opinan? ¿Crees que su opinión es sincera? 

Sí, de hecho fueron las primeras personas en leerlo. A mi pareja le encantó (palabras textuales) y a mi suegra le tuve que advertir sobre el apartado “Matasuegras” y pedirle que no se lo tomara a nivel personal, sino que tratara de extrapolar lo que allí se contaba a otras suegras del mundo. (De hecho yo adoro a mi suegra. Tere: ¡Un beso! 😉 )

¿Cuánto de realidad y cuánto de humor/ficción hay en el libro? (muchas veces la realidad supera a la ficción)

En este caso todas las situaciones están basadas en hechos reales. Para esta temática no cuesta mucho contar con historias reales que parezcan de ficción por las situaciones que se describen. El único personaje ficticio del libro es el “adorable Dr. Spengler”, responsable de que los padres primerizos compremos sin parar productos absolutamente inútiles pensando que son indispensables para la supervivencia de nuestras criaturas.

¿Altera el paso de los años los recuerdos? ¿Crees que este libro habría sido igual si lo hubieras escrito hace 11 años? 

Por supuesto que los altera, ya que por suerte maduramos (aunque sea un poco) y la experiencia nos hace ver las cosas con otra perspectiva. De hecho tuve que pedir ayuda a mi pareja (Rut) y a mi hermano Toni, que acababa de ser padre, para que me ayudaran a recordar las experiencias y situaciones que vivimos durante aquella época de primerizos.

 Desaconsejas el colecho. ¿Por experiencia? 

¡Jajajaja! No, en realidad no me considero en potestad de decirle a nadie lo que tiene que hacer. Cada pareja es un mundo y cada uno debe decidir la opción que más lógica le parezca. Como he dicho antes, lo único que puedo hacer es contar mi experiencia, pues mi hija lloró sin parar y sin motivo aparente hasta sus 3 años de edad, de manera que lo probamos todo: Dormir con ella (el colecho), pasearla en el coche, pasearla en el carrito por las noches, zarandearla, acunarla, acariciarla…. ¡Nada funcionaba! No dormíamos más de una hora seguida y la escuchábamos llorar durante todo el día, cosa que estuvo a punto de hundirnos física y moralmente. Entonces, nuestros amigos Jorge y Laura nos hablaron del libro del Dr. Estivil (“Duérmete niño”) que literalmente salvó nuestra relación de pareja y nuestra salud. En una semana la niña estaba durmiendo solita en su cuna y nosotros en la nuestra. ¡Aquello parecía un Milagro! 

Pero como siempre digo, nosotros teníamos un problema y aquella pareció ser nuestra mejor solución, pues si la niña hubiese dormido “de tirón” ni de coña habríamos pasado por todo aquel esfuerzo. De hecho estoy convencido de que el colecho debe ser fabuloso, pero en mi caso no funcionó.

Hay una plaga de padres frikis. ¿Alguna guía o manual indica que un padre necesariamente tiene que ser friki? En tu opinión, ¿cuáles son los requisitos mínimos para ser un padre friki? 

¿El friki nace o se hace? ¡jajaja! El que era friki antes de la paternidad lo sigue siendo después ¡Seguro! El requisito mínimo para ser un buen padre Friki es escribir un Blog contando tus experiencias como padre. Pero… ¿Serás Friki? ¿Pero a quién narices le importan tus experiencias? ¡jajaja! 

¿Por qué crees que los hombres en general tenéis dificultades para combinar colores y conjuntar la ropa? 

Yo pienso que el problema reside, básicamente, en el cerebro de las mujeres (¡Toma ya!), pues sois capaces de percibir una cantidad de colores tan grande que nosotros ni siquiera la podemos imaginar y no contentas con ello nos tratáis de imponer lo de “¡es que esto no combina!” basando vuestras argumentaciones en percepciones totalmente subjetivas. ¿Qué leches es el blanco roto? ¿Qué problema hay en poner el bodie por encima de la camiseta? ¿Es necesaria la existencia del color marengo? ¿A qué huelen las nubes?

¿Qué opinas del reparto de tareas? Aunque persigamos la igualdad parece que hay una serie de tareas que recaen en el padre (corta uñas, sacar mocos, bañarles…) y otras en las madres (elegir la ropa, echarles crema para ir a la playa, supervisar el grupo de whatsapp del cole…)

Yo alguna vez he intentado prepararles la ropa a los niños, pero en el momento que lo ha visto mi pareja les ha cambiado de inmediato. Sin embargo soy el número uno (de la casa, ¡ojo!) haciendo huevos fritos. A cada persona se le dan mejor unas cosas que otras y, con respecto a los grupos de Whatsapp del cole, pienso que debían de prohibirse por los propios colegios, pues sin darnos cuenta estamos haciendo que nuestros hijos sean menos independientes, más vagos y menos responsables. ¡BASTA DE GRUPOS DE WHATSAPP DEL COLE!

Guía urgente del padre primerizo termina con un listado de libros y reseñas de papás blogueros entre los que por cierto citas #papiconcilia (gracias). Supongo que los has leído todos… ¿Qué nos puedes decir sobre la “literatura” para padres? ¿Qué crees que aporta la Guía urgente del padre primerizo? 

Pienso, sin duda, que me habría gustado poder haber leído cualquiera de estos libros cuando yo fui padre por primera vez. Simplemente por saber que no era el único al que le pasaba todo aquello. “Guía urgente del padre primerizo” pretende ser una mano en el hombro para toda persona que se enfrente a la tarea de ser padre sin vérselas venir.

Lee el testimonio de Rafa Esteve en #papiconcilia

ARTICULOS RELACIONADOS

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario