Nos acercamos a la cuestión sobre qué es y en qué consiste la paternidad, nuevos modelos que aparecen y por qué nos falta aún mucho camino por recorrer como nuevos padres.

Los nuevos padres son adultos educadores/protectores/cuidadores que sirven de soporte y lanzadera para aquellos y aquellas a quienes ha decidido transmitir la vida.

Luis Bonino

Me quedo con el último punto de la frase anterior, “a quienes ha decidido transmitir la vida”. Ojalá todos los niños que nacen fuesen queridos y deseados, eso como primer requisito, y que todas las paternidad fuesen conscientes.

Existen grandes iniciativas como el estudio sobre el estado de la paternidad mundial que se dirige sobre todo a ayudar a los niños a prosperar y alcanzar la igualdad de mujeres y niñas para que puedan desarrollar todo su potencial erradicando además la violencia de género.

Sin embargo, actualmente no es así, y aunque se hayan dejado de lado los antiguos modelos masculinos de padres ausentes, abdicantes, huidizos, irresponsables, desinteresados o tradicionales con todo el peso del significado de la palabra, actualmente seguimos sufriendo a los padres participativo-ayudantes que en lugar de buscar la igualdad y corresponsabilidad, toman lo bueno de la maternidad y dejan a las madres la rutina, ocupando tres veces menos tiempo que la madre a los hijos, aumentando el tiempo de compañía pero no la calidad de ésta, no sintiéndose obligados a participar en los trabajos de crianza y sin sentir que abandonan a los hijos cuando salen a trabajar.

La pseudo-nueva paternidad

Cuando se habla de conciliación, es habitual oír a las mujeres quejarse o reivindicar que ellas se han pasado la vida conciliando, lo que es muy cierto. Y es que, este rol del que hablábamos, el pseudo-nuevo padre, sólo participa en las actividades placenteras o lúdicas sobredimensionándolas y volviendo a dejar el resto de tareas a la madre incluso permitiéndose criticar a la madre en cuestiones de educación y crianza, detectando en todo momento “equivocaciones” maternas y poniéndolas en tela de juicio.

Estos nuevos pseudo-padres son una evolución del modelo anterior al que le falta un gran camino por recorrer y que no tiene claro que quiere hacer cambios en su vida para poder estar más y mejor junto a sus hijos y compañera. En otros casos son padres tradicionales ausentes totalmente que, aunque en algún momento se hayan planteado la paternidad de otro modo, al reaparecer, no han sido aceptados por sus hijos, con lo que los resultados los han vuelto a llevar a la ausencia.

No tener claro querer esta nueva paternidad en un mercado de trabajo organizado a modo masculino, hace que no nos movamos lo suficientemente rápido para cerrar la brecha salarial, obtener la igualdad de bajas de paternidad y maternidad (o por lo menos la ampliación) y dejar de minusvalorar a las mujeres a la hora de optar por un puesto de trabajo, además de que sea imposible una mínima flexibilidad laboral y una conciliación o balance trabajo-casa sin descuidar ninguna de las dos áreas.

El padre cuidador transmite ternura, cuidados y enseñanza. Ya no es la sangre o el linaje, el espermatozoide o el apellido, ni tampoco el amor a la madre, lo que da sentido a la paternidad.

Luís Bonino

Los nuevos padres y la nueva paternidad

La paternidad trasciende en todos los ámbitos

Crecer sin padre afecta en un aumento de probabilidad de suicidio, aumento de encarcelamiento y menor salud mental. La nueva paternidad no sólo es una cuestión de estilo de vida, si no que los padres que pasan más tiempo con sus hijos contribuyen a un mundo mejor, más saludable, más educado, más estable y con menor criminalidad.

La atención de los padres es irremplazable

Los efectos de tener un padre involucrado ayudan al desarrollo del niño del mismo modo que afecta la implicación de la madre. Esta implicación está enlazada con un mayor desarrollo cognitivo y mejor desarrollo escolar, mejor salud mental en niños y niñas y menor tasa de delincuencia en hijos. Además la interacción del padre es muy importante para el desarrollo de la empatía y las habilidades sociales de hijos e hijas.

De modo que los problemas sobre conciliación laboral y familiar ya no pertenecen a la mujer, el niño necesita del los dos progenitores.

Políticas reales de conciliación

Las políticas de conciliación e igualdad para padres y madres se deben convertir en un imperativo político: Todo padre o madre se merece la oportunidad de pasar tiempo con sus hijos sin ser despedidos o ser perjudicados o empobrecidos.

En este sentido merece especial mención el trabajo que realizan desde la PPiiNA, Plataforma por permisos iguales e intransferibles de nacimiento y adopción y el que en su día realizó Conciliación Real Ya.

Los padres son particularmente importantes para los chicos

Normalmente el modelo de paternidad a seguir es el obtenido de cómo nuestro padre nos crió a nosotros. De pequeños somos esponjas y eso se queda. La masculinidad tradicional no es el camino.

La nueva masculinidad puede asustar, es compleja y complicada, y la mejor manera de enseñársela a los hijos es mostrando fuerza y vulnerabilidad mediante la presencia del padre. Padres implicados e iguales a sus parejas.

No a los viejos modelos

La nueva paternidad requiere inteligencia y juicio para transformar la sociedad en todos los niveles, desde los más eternos a los económicos, sociales y políticos.

…y para terminar

Para terminar os dejamos algunas iniciativas y artículos en las que se habla de estas nuevas paternidad así como unos cuantos de estos nuevos padres que dan la cara, se implican y colaboran:

Las nuevas paternidades” de Luis Bonino, psicoterapeuta especializado en varones, masculinidad y pareja, Director del centro de la Condición Masculina de Madrid.

Modelos emergentes de paternidad: análisis de las políticas públicas y nuevas paternidad”,  de Eduardo Bogino, Master en estudios interdisciplinares de Género.

AHIGE Asociación de hombres por la igualdad de género

#papasblogueros: padres blogueros que comparten sus vivencias como padres.

#siloshombreshablasen: Grupo de crianza masculina creado por Javier de Domíngo

Men Care: campaña activa en más de 30 países de los 5 continentes que promueve la involucración de los padres en la crianza. El trabajo más reciente es el informe sobre el estado de la paternidad mundial.

The Pixel Project: campaña para erradicar la violencia contra las mujeres.

#papiconcilia: Iniciativa de mamiconcilia.com en forma de libro con el testimonio de padres en busca de la conciliación para poder ejercer una paternidad más responsable.

Hay muchos más que seguro tenéis en mente así que os invito a que los sigáis compartiendo en los comentarios.

experto en SEO, UX, CRO y analítica web. #papiconcilia y en parte responsable de esta web.

ARTICULOS RELACIONADOS

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario