Matematics, probando Supertics

Supertics es una metodología de refuerzo escolar on-line, basada en la gamificación, que consiste en aplicar las reglas de los juegos a otros entornos, en este caso, la educación, con lo que se busca la motivación, el esfuerzo y la fidelización ¿Cómo? A través de puntos, ranking y niveles que el niño tiene que ir superando.

Los creadores de Supertics proponen la siguiente historia: el niño diseña un avatar, que recibe la visita de una nave espacial en su jardín. Dentro hay un “bongo”, un ser que al principio es un huevo y que, según el niño completa sus actividades, va evolucionando.

El avatar va visitando diferentes planetas y consiguiendo más bongos.

También va logrando trofeos y monedas que puede cambiar por cosas para construir su propia casa.

Supertics tiene tres productos diferentes: uno centrado en la comprensión lectora (Leobien), otro en matemáticas (Matematics) y otro en inglés (Englishtics).

Ha contado con la colaboración de tres universidades: la Autónoma de Barcelona, la de Granada y la de Cambridge.

La licencia cuesta 13 euros al mes y el juego dura 17 minutos diarios, descansando obligatoriamente durante dos días a la semana.

En mi caso, mi hijo está encantado con la aplicación y se pone a jugar por iniciativa propia. Pero hay que tener en cuenta que no tiene acceso a juegos multimedia. En otros niños más habituados no sé cómo podría funcionar.

Prueba gratis Supertics

Los niños de hoy son nativos digitales, no yonquis multimedia

Noticia bomba: nuestro hijo mayor, que tiene ahora 8 años, no tiene videoconsola ni juegos en la tablet. Para los que se estén echando las manos en la cabeza, empiezo a contar la historia por el principio: la tele.

En casa no ponemos la televisión por defecto, ni para “ver qué hay” ni “para distraernos un rato”.

No soy una consumidora de televisión ¿bicho raro? No lo sé, simplemente no me interesa, antes de que aparecieran los smartphones sí la veía para intentar informarme pero ahora no la usamos apenas.

Teniendo en cuenta esto, la primera duda en lo que respecta a nuestros hijos y las pantallas electrónicas fue en cuanto a ponerle dibujos animados. Decidimos que vería la tele durante una hora y media como máximo (lo que dura una peli) y en un momento concreto del día. Ese momento es después de comer cuando reposamos un poquito, cogemos fuerzas y a jugar otra vez.

En lo que respecta a los juegos multimedia, siempre tuvimos claro que queríamos retrasar su entrada en casa lo máximo posible, por el simple hecho que de no conocemos padres que no se quejen de que su hijo sólo quiere jugar con la tablet o vídeoconsola, que tengan que estar en un permanente control del tiempo y negociaciones con él. Sólo queríamos evitar esos conflictos, el mayor tiempo posible.

Íbamos como a ciegas en este asunto, pero investigando descubrimos lo que la ciencia está demostrando: que una sobrexposición afecta al desarrollo del cerebro. Tanto la Academia Americana de Pediatría como la Sociedad Canadiense de Pediatría afirman que los niños de hasta dos años no deberían estar expuestos a ningún tipo de tecnología. Los de entre tres y cinco, deberían tener un acceso restringido de solo una hora al día; y que entre los seis y los 18 años, los niños deberían acceder durante un máximo de dos horas al día.

Como nuestro hijo ya tiene ocho años y el único acceso a la tecnología que tiene es su ratito de tele y las clases de robótica del cole, nos parecía bien introducirlo en el mundo digital con un contenido apropiado. Estábamos dándole vueltas a este asunto, cuando llegó a #mamiconcilia la invitación de Supertics para que probásemos su aplicación de refuerzo educativo.

Se lo propuse a mi hijo y estuvo encantado de probar Matematics.

Reflexión final

No podemos perder de vista lo importante: lo que realmente necesitan los niños para desarrollarse es tiempo al aire libre, sin juego dirigido.

No vale “lo llevo a patinaje y allí juega”. Sí, juega y se divierte, y por favor, sigue llevándolo pero ten en cuenta que es una clase en la que le dicen exactamente lo que tiene que hacer en todo momento. Así que asegúrate de que también tenga tiempo libre para aburrirse y así llegar a crear juegos. Se trata del aburrimiento necesario del que nos hablan los expertos.

Mi opinión personal es que un niño, después de pasar cinco horas en el colegio, acudir a actividades extraescolares y hacer los deberes, no necesita pasar más rato haciendo refuerzo ni multimedia, ni de ningún tipo.

Pero si, aún así lo hace y mejora con una aplicación como ésta o similar, entonces lo único que se evidencia es que en el colegio las materias se imparten de forma encorsetada y que el tiempo de las clases magistrales donde el profesor habla y al final manda un trabajo para hacer en casa ya ha pasado, como conté en el post a tenor de la huelga de deberes.

Supertics se ofrece como refuerzo aunque en nuestro caso ha sido usado como diversión. Y eso no cabe duda de que es un éxito.

El quid de la cuestión es parecido a cuando hablamos de los deberes, no se trata de que eliminándolos se vaya a solucionar el problema de nuestro enquilosado sistema educativo, ni que utilizando aplicaciones vayamos a modernizarlo.

Hay que hacer una reestructuración a fondo, partiendo de las evidencias científicas en el campo de la neurociencia. El sistema educativo español es como un barco con un agujero, no cabe duda de que hay que taparlo, pero mientras no se haga, podemos ir achicando agua con herramientas como ésta.

Me parece muy interesante aprovechar el tirón de los juegos multimedia en los niños para fomentar el aprendizaje de materias, creo que por ahí van los tiros de la educación del futuro. No tanto en la casa, como en el colegio.

Si tu hijo está teniendo problemas en el cole y es pequeño, probablemente le estén introduciendo competencias que todavía no está preparado para asumir, uno de los mayores errores de nuestro obsoleto sistema educativo.

O quizá, tenga alguna dificultad extra: en tal caso lo que necesita no es refuerzo sino atención personalizada.

Pero si tu hijo tiene tiempo para jugar libremente todos los días y quieres ofrecerle la posibilidad de acceder a un multimedia que además le va aportar nuevos conocimientos, puedes probar con Supertics u otras opciones similares.

Compartir
Artículo anteriorJuvenalia 2016
Artículo siguiente20 años monitorizando notas de prensa y esta es para despedirme de mis compañeros
Es licenciada en Comunicación Audiovisual y ha trabajado como redactora en diferentes medios. Ama la comunicación y le entusiasma la educación. Sus amigas la definen como "la Jesús Calleja de los niños" porque parece que la maternidad no le da miedo, si acaso un poco de vértigo, pero ése que gusta y engancha. Actualmente tiene dos hijos y toda la pinta de pararse ahí, ya que su pareja pone un poco de cordura al asunto...de momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here