Estaba a punto de meterme a la ducha cuando ha sonado el timbre. Suelen llamar a estas horas: “Cartero comercial” (como en el anuncio de Ikea, salvo ayer, que trajeron el catálogo, nos cabrea bastante). Hoy no era el cartero comercial. “¿Es posible que traigan una carta certificada para ti?”, me ha preguntado Carlos. Esperaba un detallito de Aguamarina, promotora de Mamamorfosis, pero pensaba que lo mandarían a casa de mis padres. Sin embargo, hoy es 15 de septiembre, día del lanzamiento oficial de Mamamorfosis, lo que me ha hecho pensar que podía ser eso.

¿Todavía no sabes qué es Mamamorfosis?

He recibido una carta certificada con un sello de “De mi casa al mundo“, el blog de Aguamarina. Dentro del sobre, otro sobre manipulado con gusto. Retiro la blonda que lo cierra y saco un colgante con la matrioska, diseñada por Natalia, de Mommo, una de las 200 madres que aportan su testimonio al ebook que se lanza hoy y da comienzo a este proyecto tan bonito de maternidad consciente. Al lado de la matrioska, otro colgante con el nombre de mi hijo. Entre otras muchas cosas…

Mamamorfosis es emocionarte al ver el nombre de tu hijo al lado de una matrioska en la que te sientes reflejada

El colgante ha sido diseñado por Ariana, de artenti_shop.

Venía acompañado por una postal con los derechos fundamentales de las madres, adaptados por Mónica Hetzer de “The assertive option your rights and responsabilities”, de P. Jakubowski y A.J. Lange (1978, Research Press; Campaillinois USA). Destaco los cuatro que mejor se adaptan al proyecto Mamiconcilia, que tanto tiene en común con Mamamorfosis:

  • El derecho a respetar las diferentes maneras de ser madre y ser respetada por la que tú eliges ser.
  • El derecho a delegar y decir no sin sentirte culpable.
  • El derecho a no hacer más de lo que humanamente eres capaz de hacer.
  • El derecho a descansar.

Por último, una carta firmada por Aguamarina, explicando el sentido de la matrioska y agradeciéndome formar parte de este proyecto.

Por mi parte, quiero agradecer a Laia Pérez, una de las autoras de las segunda edición de #mamiconcilia, haberme sugerido como madrina del proyecto Mamamorfosis y haberme conectado con Aguamarina.

No conozco personalmente a Aguamarina, pero cogería ahora mismo un avión para darle un abrazo y desearle mucha suerte con este proyecto. Tiene que ser una mujer increíble. La imagino sensible, llena de buenas ideas y cargada de buenas intenciones, capaz de emocionar y contagiar su energía positiva a cualquiera con quien tenga contacto, aunque sea online.

Y llegaron las 15:00 del día 15 de septiembre de 2015 y descargué mi ejemplar de Mamamorfosis. ¡1170 páginas de maternidad consciente! Estoy deseando ir sacando ratitos para sumergirme en su lectura, que promete acompañarme durante mucho tiempo.

estoy leyendo mamamorfosis

Si quieres conocer en detalle qué es Mamamorfosis, no dejes de descargártelo.

Descarga Mamamorfosis

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here