Clima laboral

El clima laboral o ambiente laboral es uno de los términos utilizados para referirnos a cómo se desarrolla el medio organizacional donde realizamos nuestro trabajo o, en palabras más llanas, el sitio donde trabajas junto a factores como nivel de ruido, calidad de aire, comodidad del puesto de trabajo y otros beneficios del empleo adicionales como pueden ser café ilimitado, aparcamiento para empleados, atención para los hijos y un largo etcétera de medidas posibles.

0
1131

No será la primera ni última vez que escuche “esto es Google” irónicamente, refiriéndose tanto a las instalaciones, beneficios para empleados como al propio trabajo realizado. Y es que lo más normal es tener un trabajo en una empresa que no tiene en cuenta su clima laboral o lo valora poco.

Dentro del buen clima laboral, el equilibrio entre la vida personal y el trabajo es fundamental ya que el empleado es una persona con su propia vida que no puede aparcarla de 9 a 18 sobre todo si tiene hijos o cuida a alguna persona dependiente.

[bctt tweet=”El empleado no puede aparcar su vida en el horario laboral”]

La empresa

Está claro que la empresa tiene un fin que es ganar dinero y ser rentable, pero sus piezas, el personal, no sólo tienen la finalidad de hacer dinero para esa empresa, sino que necesitan sentirse útiles, que están haciendo lo correcto, que son importantes en la organización y, como importantes que son para la empresa, son apoyados, respetados y en ocasiones ayudados por esa misma empresa.

En nuestros testimonios sobre conciliación se recogen muchos de los problemas derivados de la no conciliación y soluciones individuales o empresariales que nuestros protagonistas han sabido negociar como por ejemplo el testimonio de Iñaki Gil o el de Carlos Fernández. Puedes encontrar todos los testimonios en las dos ediciones del ebook gratuito #papiconcilia y #mamiconcilia

Cómo mantener un buen clima laboral

Para mantener un buen clima laboral es muy importante saber desde dónde se parte, es decir, hacer una encuesta de clima laboral preguntando a tos empleados cómo se sienten, problemas que encuentran y lo que les aportan los beneficios que da la empresa. Según los problemas que se sepa ya existen así será el cuestionario, aunque muchas veces es mejor dejar hablar a los empleados dirigiendo poco o nada la entrevista.

Las entrevistas deben ser anónimas, implicando sobre todo a Managers y Directores de área (empleados que dirigen a otros empleados) que serán los que ejecuten las acciones acordadas de la encuesta de clima laboral “predicando con el ejemplo”.

[bctt tweet=”Para mantener o crear buen clima laboral los managers y directores deben implicarse totalmente”]

El empleado

Hay que tener en cuenta que inicialmente, el empleado ve el trabajo como algo positivo. Le aporta seguridad, se concentra en una tarea, es capaz de completarla, socializa con el resto de compañeros y todos estos factores son buenos para la persona, se reconoce su talento. Pero en casa ocupa otro rol que además varía según la edad y generación en la que se haya nacido que también debe ser completo para tener un equilibrio y que tanto empleado como empresa se vean beneficiados.

[bctt tweet=”El empleado ve el trabajo como algo positivo”]

Comunicación

Para que el empleado sienta todos esos beneficios es imprescindible comunicar bien. La falta de comunicación de objetivos, funciones y tareas o la mala comunicación de estas hacen que la persona se sienta sin rumbo o trabaje el doble (según lo que ha entendido y luego correctamente cuando se explica realmente cómo debe ser realizada la tarea). Además, la buena comunicación se traduce en que el empleado se sienta parte de la empresa al saber próximos pasos, estado de la empresa o departamento. Las relaciones empleado-empresa son fundamentales.

[bctt tweet=”La falta de comunicación de objetivos, funciones y tareas hacen que la persona se sienta sin rumbo”]

Relación interdepartamental

Es muy importante que no existan problemas de comunicación entre áreas y aquí entran en juego tanto los managers como los directores de los diferentes departamentos y demás personal que ejerza liderazgo, de modo que los objetivos sean comunes y que se pidan o se entreguen los trabajos de un departamento a otro de forma acordada y en los plazos previstos. Esto elimina rencillas entre departamentos y además de beneficiar la comunicación y relación interdepartamental la empresa es la verdaderamente beneficiada. En una pyme o en franquicias esto puede ser muy desagradecido, pero hay que lucha contra estas faltas en las relaciones.

No al micro-managing

El manager o director debe saber delegar, es decir, no ejercer “micro-managing” realizando las tareas o modificándolas múltiples veces. Esto es importante para no desmotivar al empleado por un lado y por otro, porque el manager está dejando de hacer lo que debe para hacer el trabajo de un empleado a su cargo. De este modo la mala gestión de plazos, no saber la carga y las limitaciones del equipo, o no defender los intereses, además de generar desconfianza en las habilidades del manager, repercuten directamente generando desconfianza hacia el manager y hacia la empresa. En este punto también entra apropiarse de ideas de empleados y no reconocer los logros. Todos somos humanos, pero no debemos dejar de lado la productividad.

[bctt tweet=”El manager o director debe saber delegar y no hacer micro-gestión del empleado”]

Inteligencia emocional

La parte emocional y empática del manager es muy importante para tener un equipo equilibrado. Las iras, humillaciones y gritos sólo sirven para que los empleados “escurran el bulto”, hagan lo mínimo e incluso se echen las culpas los unos a los otros. Además de para que se vayan de la empresa en cuanto puedan ya que la mayoría de los empleados que se van de una empresa lo hacen huyendo de sus mandos inmediatos.

Más retos

La pérdida de interés y trabajos poco o nada estimulantes son también generadores de mal clima laboral como todos los puntos anteriores, aunque si los anteriores los podemos catalogar como reactivos, estos últimos son pasivos. En este punto entra de forma activa el manager para hacer ver que este trabajo, aunque pueda ser aburrido, es importante para que todo funcione como debe.

De nuevo vemos en este último punto cómo la comunicación de los objetivos de la empresa así como la relación entre los diferentes departamentos es fundamental para toda la empresa y para los empleados por lo que, si uno de estos puntos falla, el clima laboral se verá afectado y se generará un círculo vicioso.

En resumen

Como resumen y temas sobre los que seguiremos hablando en esta sección, los puntos que pueden generar un mal clima laboral son:

  • Mandos agresivos
  • Presiones excesivas para aumentar la productividad
  • Plantillas insuficientes
  • Despidos generalizados o injustificados
  • Aislamiento laboral
  • Mala gestión empresarial.