#mamiconcilia / #mamiconcilia/#papiconcilia / Blog / Testimonios sobre conciliación

Mami concilia, un poema dedicado a las madres que concilian

Raúl David Pomares, uno de los autores del ebook #papiconcilia, que lanzaremos próximamente, nos ha enviado este poema, inspirado en #mamiconcilia y en su mujer.

MAMI CONCILIA

Derecho en tu pecho
latiendo a mamá
más horas que el sol.
Te inunda la alegría
desde que alumbraste a zanja abierta
tu proyecto mayor de ingeniería.
Invertiste en él todo tu ser,
y no ahorraste, ni te guardaste,
para ti, ni un solo de tus latidos.
Y ahora eres madre.
Madre del manantial
que da rienda suelta a la esperanza,
y donde, alborotados, confluyen
y reposan futuro y utopía.
Madre veinticuatro horas
que exiges de ti misma ser estrella.
Y hermosa. Y empresa. Y ejemplo.
Madre de los dividendos que exiges
de ti y con esmero,
en cada uno de tus ejercicios,
ser ganancia y balance
positivo, y locura arrolladora
en sábanas amantes,
y, que, tras repartir el botín, siempre
obtienes superávit en ternura.
….Y nunca es suficiente…
Jamás es suficiente.
Tanto esfuerzo. Tanta dedicación
desagradecida dentro y fuera del hogar.
Y, sin embargo, devoras las horas
a dentelladas y acortas el tiempo,
con el único fin
de estrujar su sonrisa incipiente.
De consolar su llanto incipiente.
De abrazar su alma incipiente y tan pura,
que acortarse la jornada no es pérdida,
sino toda una victoria;
y renunciar al ascenso del Ego,
siempre tan insaciable e insatisfecho,
no es pérdida,
sino toda una victoria;
y sufrir, incomprensión y desprecio,
por conciliar dos derechos,
por parte del colega o compañero,
no es pérdida,
sino toda una victoria.
…Y si tú eres hombre, quien lo sufre,
no será pérdida,
¡sino doble la victoria!
RDPB