Embajadores efr

por -
0 535
embajadores efr

La Fundación Masfamilia ha reconocido nuestra labor como embajadores efr, junto a otros medios de comunicación, empresas y asesores voluntarios en un evento cercano y emotivo celebrado en su sede de Madrid con motivo de su décimo aniversario. “De bien nacidos es ser agradecidos”, decía Rafael Fuentes, director de Fundación Masfamilia en la presentación del acto. “Hace 10 años predicábamos en el desierto. Ahora tenemos 493 empresas certificadas y la conciliación está en la  agenda de todos los partidos políticos”.

Para nosotros, los últimos en sumarnos a la familia efr, es un gran honor que se reconozca nuestra labor públicamente (en privado ya nos lo habían dicho varias veces) porque llevamos dos años dedicados en cuerpo y alma a dar visibilidad a la conciliación, sumando más de 250 apariciones en medios de comunicación con un valor publicitario equivalente estimado en más de un millón de euros según Kantar Media.

¿Cómo llegamos a ser embajadores efr?

En septiembre de 2014, tras intercambiar varios tuits y mails, se materializaba una primera reunión con Isabel Hidalgo, responsable de comunicación de la Fundación Masfamilia. Como he dicho en mis palabras de agradecimiento hacia la fundación en el acto, recuerdo perfectamente cómo aquel día Isabel reconoció que tras varios años de sequía mediática en materia de conciliación motivados probablemente por la crisis, el movimiento #mamiconcilia había reactivado el tema. Fue una inyección de energía para seguir adelante con un proyecto sin hoja de ruta pero con un fuerte convencimiento detrás.

Compartimos inquietudes. Ellos, muy centrados en el mundo de la empresa, querían acercarse a la sociedad. Nosotros, movimiento ciudadano, queríamos acercarnos a las empresas. Salimos de aquella reunión con la semilla del proyecto conjunto #miempresaconcilia, que veía la luz un año después en forma de ebook con 18 testimonios de empleados de 6 empresas que cuentan con el certificado efr. El ebook, con más de 1500 descargas, fue mencionado en más de 60 medios, entre los que destacan La Sexta, La 2, La SER, RNE, ABC, 20 minutos…), consiguiendo una audiencia estimada de más de 5 millones de personas y un valor publicitario equivalente de 226.000 euros.

Al margen de este proyecto, siempre que podemos hablamos bien del certificado efr, porque no es un simple premio o una “pegatinita” como nos dijo una vez una periodista, sino un modelo de gestión de la conciliación que con más de 50 indicadores demuestra que las medidas de conciliación de las empresas impactan positivamente en la persona, la empresa y la sociedad, mejorando el compromiso, la satisfacción, la felicidad y la salud del empleado,

la productividad, la reputación y el clima laboral de la empresa o la parentalidad positiva, el consumo e inversión responsables y la contaminación entre otros.

Tampoco nos cuesta hablar bien de la Fundación Masfamilia, que nos ha tendido su mano y nos ha convertido en compañeros de viaje. Ayer precisamente empezamos juntos la vuelta al mundo por la conciliación, a la que se han apuntado más de 1000 personas de las 500 empresas efr de todo el mundo. 

Resumen del acto

Tras la bienvenida de Rafael Fuentes, Roberto Martínez, director de Masfamilia, recordaba el origen de la fundación. Hace 12 años, Joserra Lozana, al que Roberto definía como “visionario, loco cordial, comprometido”, le convenció para dejarlo todo y seguirle, no sin miedo porque tenía dos hijos y una hipoteca. “Esto tenemos que cambiarlo nosotros, desde nuestra influencia”, recordaba Roberto. “Desde que me lo presentaron no me dejó en paz. Me contagió con un virus letal llamado efr”. Cuando ya se había decidido a salir de su zona de confort, le dijo que se iba. “Tengo cáncer de estómago. Creo que son seis meses”. Pero él siguió, animando a todos, hasta el día de su muerte.

¡Cuánto me habría gustado conocer a Joserra!

Roberto ha ido recordando hitos, la primera empresa certificada, el primer artículo en una revista, el primer artículo en un periódico de tirada nacional, la primera empresa efr internacional…conseguidos en gran parte gracias a los embajadores efr. Terminaba su intervención hablando de cómo ven el futuro: “Hemos conseguido entrar en la agenda política. Nos falta conseguir que lo vean como nosotros. Parte del coste público hay que trasladarlo a las empresas”. 

A continuación otros embajadores efr han dirigido palabras de agradecimiento a la Fundación, que el equipo de Masfamilia ha devuelto nos ha devuelto. Termino con las palabras de Isabel Hidalgo y de Esther Adrada, gerente del área técnica de la fundación, que hago mías porque comparto al cien por cien: “Si comunicar me gusta, más aún comunicar conciliación con todos vosotros. Mi propósito en la vida es trasformar. Estamos trasformando la sociedad. Creéroslo”. 

Periodista de formación, y experta en social media y marketing de contenidos por profesión. Le mueve la convicción personal de que otra forma de organizar el mundo laboral es posible, situando en el centro a las personas.

ARTICULOS RELACIONADOS

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario