Si quieres, puedes. Una reflexión sobre la corresponsabilidad

Hirukide, asociación de familias numerosas de Euskadi, ha lanzado un nuevo vídeo que invita a la reflexión y nace con la aspiración de convertirse en viral como sus predecesores. Se titula Si quieres, puedes y gira en torno a la corresponsabilidad, en concreto a la implicación de los hombres en el cuidado de los hijos y las tareas de hogar.

Si quieres, puedes

Al empezar el vídeo de Si quieres, puedes, el protagonista del vídeo consigue salir del trabajo a tiempo, escapándose de una reunión. Tiene un motivo. Recoge a los hijos del colegio, juega con ellos, les ayuda a hacer los deberes, plancha, hace la cena, les acuesta, les lee del cuento de buenas noches… un #papiconcilia en toda regla.

Entonces llega su mujer, que no puede creer lo que ve. Sonríe y se funden en un abrazo. Él mira el reloj. No ha dejado de mirarlo durante todo el vídeo pero en ese momento, mientras está abrazando a su mujer, empieza a incomodarme y él a caerme un poco mal. Suena el timbre. Descubrimos que el motivo para ser un #papiconcilia de libro, que se implica de forma corresponsable en el cuidado de los hijos y las tareas del hogar, no era otro que ver el fútbol con sus amigos. ¡Menudo chasco!

No hace falta una final para que lo des todo por el equipo. La corresponsabilidad en el hogar sigue siendo uno de los mayores retos de nuestra sociedad. No podemos plantearnos como extraordinario lo que debería ser habitual. ¿Qué motivación mejor para el día a día que nuestra propia familia? Si quieres, puedes.

Recurriendo a la ironía, el vídeo critica esta actitud que por desgracia resultará familiar a muchos de los que la vean. Y es precisamente por esto que, lejos de hacerme gracia, me incomoda y me provoca rechazo, como supongo que le pasará a los hombres corresponsables. Y la duda es cómo lo recibirán aquellos menos corresponsables a los que se dirige el vídeo, si es que les llega. 

“Es indudable que hay muchos hombres que viven la corresponsabilidad plenamente, pero aún siguen siendo más los que únicamente están implicados en el hogar realizando algunas funciones, no llegando a estar del todo comprometidos. Los motivos pueden ser múltiples y variados, pero lo que queremos reflejar con este vídeo es que en la mayoría de los casos, si se quiere, se puede hacer más. Con este nuevo vídeo, de forma directa y simpática, queremos dar un toque de atención sobre la importancia de asumir la corresponsabilidad y que cada uno se plantee si lo da todo por ese equipo que es su familia”, explica Natalia Diez-Caballero, directora de Hirukide

Reparto de tareas

Según una encuesta realizada por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) y la Fundación Madrid Vivo en septiembre de 2016 a 4.000 familias numerosas, hay algunas tareas que siguen siendo asumidas mayoritariamente por padre y otras por madres. Por ejemplo, del cuidado de la ropa se ocupa el 74 % de las mujeres frente al 2 % de los hombres, y de las reparaciones e instalaciones en el hogar, el 50 % de los hombres y el 15 % de las mujeres. En la compra y la comida el reparto está más equilibrado, ocupándose un ambos en un 51% de los casos y en un 30% respectivamente. El cuidado de los hijos es la responsabilidad más compartida, a lo que ambos se dedican en un 61%. El 41% de las familias considera que no pasa suficiente tiempo con su hijos algo que el 86% achaca a los horarios laborales. 

Otros vídeos sobre corresponsabilidad

Al ver este vídeo, me han venido a la mente otros vídeos. Sobre corresponsabilidad,  el de Share the load,  de Ariel, y el de Coruña Corresponsable. Este último también utiliza el fútbol para llegar al público masculino.

Menos afortunado es el anuncio de Heineken, Un jefe de Champions, que también haciendo uso de la ironía y del fútbol, invita a los jefes a salir puntuales para que sus empleados puedan salir puntuales los días que hay Champions, olvidándose de la familia, justo lo contrario de lo que proponíamos nosotros en el proyecto #papiconcilia directivos que vio la luz por las mismas fechas. 

Y por último, “Hi som per ajudar”, del RACC,  en el que el hecho de trabajar en el RACC para ayudar a los demás excusa al padre para implicarse más en la crianza de su hijo.

SIN COMENTARIOS

Dejar un comentario