política Social del PP, Javier Maroto

El pasado lunes 6 de febrero asistimos de nuevo a la Sala de Tuits del PP donde Javier Maroto, vicesecretario general del PP, compartió con distintas agrupaciones la ponencia sobre política social que presentará en el próximo Congreso Nacional del PP.

Política social del PP

Días antes del encuentro, recibíamos la ponencia sobre política social del PP. Así que me la leí, cosa que podía haberme ahorrado ya que lo primero que hizo Maroto al llegar fue resumírnosla. Creo que asistimos a su ensayo general para el Congreso Nacional del PP y, siendo su público más crítico, seguro que le ayudamos a pulir los detalles más comprometidos y polémicos de la intervención. “Está muy bien tener una idea propia que te defina como partido pero luego hay que saber llegar al consenso. Por eso nos interesa mucho integrar distintos puntos de vista de los afectados. Nos gusta escucharos antes, durante y después de que se apruebe una medida”, introducía Javier Maroto.

El centro de la política social del PP gira en torno a la creación de empleo “de calidad y estable”, según señala el vicesecretario general del PP. A lo que yo respondí: “¿qué empleo? ¿el autónomo? Porque muchas veces estos autónomos somos padres y madres que nos hemos visto obligados a emprender siendo víctimas de la discriminación laboral o para poder conciliar”. Pedimos mayores facilidades para los autónomos, especialmente para los que tenemos hijos. Y también, a sugerencia vuestra recogida a través de la última encuesta que realizamos sobre conciliación y maternidad,  pedimos que haya más opciones de trabajar a tiempo parcial y que se dignifique esta opción actualmente asociada a trabajos poco cualificados.

En la ponencia social del PP se habla de las pensiones, los mayores, la familia, la crisis demográfica, la conciliación, la igualdad, la violencia de género y el bullying y ciberbullying, entre otros temas a abordar. Todo buenas intenciones pero, como le hice saber a Javier Maroto en mi intervención, no nos importa tanto el qué van a hacer como el cómo lo harán.

Insistí en la importancia de poner en el centro a los niños, los ciudadanos del futuro, a la hora de tomar medidas. “Adaptar el horario escolar al laboral”, como se expresa en su ponencia social, significa que los niños alarguen su jornada con extraescolares “hasta el infinito y más allá”. En nuestra opinión habría que tender más bien a adaptar el horario laboral al escolar para que los padres puedan estar más tiempo con los hijos y así evitaríamos otros problemas como el bullying o ciberbullying que tanto parecen preocupar al PP.

Por último, con respecto a la crisis demográfica, manifesté mi preocupación por el discursos de las NoMo y Madres Arrepentidas, que va ganando protagonismo en la sociedad. “Tomamos buena nota para poner en valor la maternidad y los niños”, respondió Maroto.

En el apartado de conciliación el compromiso del PP se parece mucho a lo que prometieron otros partidos porque, tal y como el propio Maroto reconoció, “gracias a que el movimiento asociativo en conciliación es muy activo, todos los partidos estamos más o menos de acuerdo. Hemos hecho  un ‘corta y pega’ de la propuesta de ARHOE, que hizo un lobby brutal con todos los partidos antes de las elecciones”.

También parecen estar de acuerdo en el tema de ampliar los permisos de paternidad, incluso en tender a igualarlos a los de la madre, porque la PPiiNA también hizo un buen trabajo previo a las elecciones del 20D (aunque este no fue reconocido por el PP). Sin embargo, no están tan de acuerdo en si los permisos deben ser obligatorios o voluntarios, trasferibles o intransferibles. “Si el permiso es optativo, el padre no lo coge. Pero no deben ser intransferibles porque significa millones de euros”, argumentaba Maroto. Por la PPiiNA sabemos que “el coste de la reforma, aproximadamente 100 millones de euros  por cada semana adicional de permiso de paternidad (ampliando el permiso de paternidad a razón de dos semanas por año durante cinco años), es el mismo coste que un kilómetro de AVE, 20 veces menos que el gasto fiscal por tributación conjunta (o sea, las desgravaciones por esposa dependiente), o seis veces menos que la deuda de los grandes equipos de fútbol con Hacienda”. Además el coste de una semana de permiso transferible es el mismo que el de una semana intransferible. 

La conciliación y la familia, protagonistas del encuentro

La conciliación y la familia fueron los protagonistas de una reunión que duró tres horas. De los 20 asistentes, 10 pertenecíamos a estos sectores. El segundo tema estrella de la tarde fue la gestación subrogada, con tres representantes: “En el partido hay gente a favor y gente en contra, por eso no está en la ponencia social”, aclaraba Javier Maroto. “No podemos mirar hacia otro lado porque ya es una realidad, pero hay connotaciones éticas importantes en juego. No se puede legislar sin escuchar todas las posiciones”. La gestación subrogada acaparó el debate en twitter. Como el hashtag del encuentro fue trending topic también hubo mucho ruido externo que se coló.

Otros temas sociales, como violencia de género, LGTB, voluntariado, tercer sector o dependencia, con solo un representante cada uno de ellos en la sala, no tuvieron el merecido protagonismo.

La queja de AMADE, asociación madrileña de atención a la dependencia, penúltimos en intervenir, hizo que Isabel Ayuso, organizadora de la Sala de Tuits, se comprometiera a organizar una nueva reunión exclusiva sobre este tema.

Compartir
Artículo anteriorWorld Café sobre gestión del tiempo con ARHOE
Artículo siguienteBatman: la lego película

Periodista de formación, y experta en social media y marketing de contenidos por profesión. Le mueve la convicción personal de que otra forma de organizar el mundo laboral es posible, situando en el centro a las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here